Área sembrada de maíz llegará a 250.000 hectáreas

Margarita Matías

Aunque parezca que se trata de un tema que no tiene que ver directamente con Colombia, que en los países asiáticos estén cambiando la dieta y opten por proteínas animales le permite a los productores locales de maíz mejorar su perspectiva, pues es claro que además de destinarse a la alimentación humana, este producto se emplea en la fabricación de concentrados para animales.

Previendo la oportunidad comercial, el área cultivada de maíz en gran parte del territorio se ha venido incrementando con los años, pasando de 137.000 hectáreas en 2010, a 190.000 estimadas para 2012. Y la proyección para 2014 asciende a 250.000 hectáreas.

Según estadísticas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), actualmente con el maíz producido localmente se suple solo 29% de la demanda interna, dejándole el 63% restante a las importaciones.

No obstante, para los próximos dos años se espera cubrir el 37,5%, precisamente por el aumento en el área cultivada prevista.

Hoy el consumo de este cereal dentro del país supera los 4 millones de toneladas al año. Además, se trata de un segmento que tiene un valor de producción que llega a $1 billón.

Estos datos indican que aunque la prioridad es atender el consumo interno, en la mira está la posibilidad de aprovechar el crecimiento de otros países, especialmente los asiáticos.

Para el ministro Juan Camilo Restrepo, gracias al `Plan País-Maíz`, que busca incentivar la siembra y volver al sector más productivo, en el último año se pudo reducir en 9% la importación del cereal. 'Y la apuesta es disminuir mucho más la dependencia del maíz traído de Estados Unidos y los países del Mercosur', meta que se viene alcanzando desde el 2010.

Precios atractivos

Según el gerente de Fenalce, Henry Vanegas, han sido muchos los factores que han permitido que los agricultores se enfoquen en este cultivo de ciclo corto.

'Hoy el precio del maíz en la Bolsa de Chicago superó los US$300 por tonelada, lo que vuelve al cereal producido en Colombia mucho más barato que el que se pueda importar', explicó el dirigente gremial, quien agregó que a este factor se suman la gran demanda internacional, que le ofrece una oportunidad a todos los productores, y la cobertura por precio internacional, lo que le garantiza al productor los precios altos así el mercado los baje.

A todo esto se suma el incentivo al transporte que brinda el Gobierno, las facilidades para acceder a crédito, las subastas, los seguros agropecuarios y las asistencias técnicas.

'Si hoy nos comparáramos con Estados Unidos, es evidente que no tendríamos nada que hacer, principalmente por el tema de rendimiento. Y es que mientras nosotros producimos 5 toneladas por hectárea, ellos están en 10 toneladas', explicó Vanegas. Sin embargo, el gerente de la agremiación aclaró que el mercado es tan grande que hay espacio para todos.

'Aún así, en el sector estamos enfocados en mejorar en todo lo relacionado con la productividad', dijo.

Importaciones del cereal están disminuyendo

La meta del Gobierno y del sector cerealero es disminuir las importaciones, y de hecho el año pasado estas se redujeron 9%. Según estadísticas del Ministerio de Agricultura, el año pasado se importaron 2,8 millones de toneladas por un valor de US$927 millones. 'Pero con el comportamiento de los precios internacionales, ahora es más rentable comprar el que se produce aquí', dijo el gerente de Fenalce, Henry Vanegas.

Las opiniones

Juan Camilo Restrepo

Ministro de Agricultura

'La creciente demanda de los países asiáticos por proteína animal impulsará el aumento de los cultivos de maíz en el mundo, y ahí Colombia tiene una oportunidad'.

Henry Vanegas

Gerente de Fenalce

'Con el comportamiento de los precios internacionales que se ve actualmente, es mucho más rentable comprar el maíz producido dentro del país'.