Así será la implosión del puente Chirajara este miércoles a las dos de la tarde

Habrá cierre total de la vía una hora antes hasta una hora después de la actividad a la altura de los peajes Naranjal y Pipiral.

Colprensa

Tras casi seis meses del colapso del puente atirantado Chirajara, en la vía que comunica a Bogotá con Villavicencio, este miércoles a las dos de la tarde será implosionada la pila C que quedó en pie.

Según informó la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), entidad a cargo de la obra, para la implosión se usarán cerca de 200 kilos de explosivos, 3000 metros de cordón detonante, 30 detonadores y el acompañamiento de 11 expertos.

Para cumplir con este cometido se realizará el cierre total de la vía una hora antes (1:00 p.m) hasta una hora después de la actividad (03:00 p.m.) a la altura de los peajes Naranjal y Pipiral, respectivamente.

La demolición de la estructura, según el concesionario, tomará 15 minutos en la preparación inicial, menos de un minuto en la implosión y entre cinco y siete minutos para que se disipe el polvo.

“El horario de una a tres de la tarde es porque sobre esa hora del día el viento tiene una mayor velocidad en el cruce del cañón de la Cordillera Oriental. Así mismo, disminuye el tráfico vehicular”, explicó Coviandes y sostuvo que se contará con un completo operativo de seguridad, conforme al plan de contingencia elaborado por la entidad.

El proceso de implosión estará a cargo de la firma ‘Demoliciones Atila Implosión SAS’, contratada por Coviandes, experta en utilizar explosivos controlados con el objetivo de disminuir la sismicidad, el impacto en la caída, el ruido y la dispersión de material particulado para las comunidades cercanas a la zona de contingencia.

“Una vez se normalice la situación en la zona, se dará inició al tráfico vehicular y al proceso de remoción y recolección de escombros, los cuales se harán cumpliendo las medidas ambientales y de seguridad que se tuvieron en cuenta también en la pila B”, indicó la concesionaria vial.

Aviso a la comunidad

Coviandes le solicitó a la gobernadora del Meta, Marcela Amaya García, y al alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, adelantar la gestión necesaria de socialización sobre la operación con la población del departamento.

“Nosotros hemos ido pegando carteles a las paredes de las viviendas aledañas a Chirajara para explicar a los moradores lo que sucederá durante la implosión y para que estén alerta”, señaló el alcalde de Villavicencio.

Barbosa indicó que esperan el día lunes, 16 de julio, hacer un consejo departamental de Gestión del Riesgo y así tomar decisiones respecto a lo que viene en la reconstrucción del puente.

“Estamos con mucha expectativa porque hemos recibido toda la información por parte del concesionario sobre el proceso que se va a adelantar. Le hemos exigido a Coviandes que tenga en cuenta todos los planes de contingencia, nos han expresado que han contratado la mejor empresa, pero no queremos vivir momentos tan difíciles como en el mes de febrero, cuando duramos 40 horas estuvimos aislados en ese cierre preventivo que decretó el señor ministro de transporte lo que nos generó pérdidas millonarias que aún no recuperamos”, sostuvo el alcalde de Villavicencio.

Un nuevo puente

El puente Chirajara, que estaba en construcción, colapsó el pasado 15 de enero y dejó un saldo de nueve personas fallecidas quienes en ese momento se encontraban trabajando en la obra.

Posterior a esto, los estudios contratados por Coviandes dieron como causa fallas de diseño en la estructura lo que llevó a la caída. Sin embargo, los cimientos de la obra, se encuentran en “buenas condiciones” para iniciar la eventual reconstrucción que tardaría aproximadamente un año.

Respecto a quién pagaría por la nueva construcción, en su momento el ministro de Transporte, Germán Cardona, afirmó que Coviandes debía responder en su totalidad por el colapso del puente de Chirajara, que tuvo una inversión cercana a los $72.000 millones.

“Coviandes debe ser consciente de las consecuencias del siniestro, por lo que deben cubrir los costos del puente y el apoyo a las familias de las víctimas”, dijo Cardona.

El gerente general del concesionario vial Coviandes, Alberto Mariño, coincidió con Cardona al indicar que “el Estado no pondrá un solo peso para la reconstrucción del puente”, proyecto que inició su licitación en 2010 con el estimado de que fuera entregado en junio de este año.

Mariño manifestó que tenían cinco firmas extranjeras interesadas en construir la nueva estructura, y sostuvo que no hay un valor aproximado del costo de la reconstrucción.

TEMAS


Bogotá - Puente Bogotá Villavicencio - Chirajara - Implosión - Coviandes