Aumenta cobertura en electrificación rural

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Las inversiones realizadas por las empresas que prestan el servicio de electrificación rural en los últimos años, tiene al Eje Cafetero con una de las coberturas más altas del país.

El promedio en la zona, entre Caldas, Quindío y Risaralda, excluyendo Pereira, es de 96%, aproximadamente, con tendencia a incrementar por los planes de inversión que se están realizando.

En el caso de la Empresa de Energía del Quindío, que tiene sus clientes en los 12 municipios del departamento en un área de 1.961 kilómetros cuadrados, a 2012 la cobertura total, es decir, incluyendo el área urbana y la rural, es de 99,8%. En la zona urbana el indicador es de 100% y de 97,5% en la rural. Según directivos de la empresa, solo faltan 344 familias ubicadas en 40 veredas por electrificar que corresponde al 2,5% del territorio del mercado rural y que se encuentran, reportó la compañía, en zonas apartadas de la cordillera

El municipio que más familias tiene por electrificar es Génova con 112 en 8 veredas. Uno de los problemas de no llegar a un a cobertura de 100% en el campo son los costos de la electrificación por distancias y dispersión de los usuarios. Uno de estos casos está en Salento, que de acuerdo con la Edeq es el municipio más costoso por electrificar con un promedio estimado de $12,7 millones por vivienda. Edeq es filial de Grupo EPM desde 2003. En ese año la cobertura total en su mercado era del 99,4%.

Entre tanto, la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec), que también hace parte del Grupo EPM y tiene cobertura en 40 municipios de Risaralda (sin Pereira) y Caldas, emprendió desde hace unos años el proyecto Chec Ilumina el Campo, en el que hace la mayor parte de la inversión cofinanciada con los Comités de Cafeteros de la zona, las Gobernaciones, Alcaldías y los mismos usuarios.

En la primera fase, dijo el líder del área de Ingeniería y Gestión de la firma, José William Calle, se invirtieron $22.000 millones con cobertura a unas 8.00 0 familias y en la segunda, que está en ejecución, la meta es invertir otros $22.000 millones, de los cuales Chec pone cerca de $14.700 millones. 'En esta etapa el objetivo es llevar la energía a 3.732 vivienda rurales, de las cuales 1.949 están en Caldas y 1.783 en Risaralda', señaló.

Con estas cifras, resaltó Calle, la cobertura de Chec pasará en la zona rural de 94,37% a 98,44% y sumadas las fases las viviendas electrificadas son más de 13.000. De todas formas quedan pendientes 2.000 usuarios a los que la energía debe llegar con métodos alternos, por estar muy alejados.

Beneficios para viviendas y escuelas

La extensión de las redes eléctricas al sector rural para llevar energía no solo beneficia a viviendas, sino también a las escuelas del campo. En Quindío, según dijo, Alejandro Orjuela, funcionario del área de ingeniería de la Empresa de Energía de Quindío (Edeq), este año la firma está invirtiendo $88 millones para llevar energía a zona rural de los municipios de Génova y Pijao. En esta última localidad, señaló el funcionario, se está llevando el servicio a una escuela hogar con unos 20 estudiantes quienes viven allí de lunes a jueves. 'Se les está llevando la energía y está ejecutado en un 90%', señaló Orjuela. En Génova se llevará energía a 10 familias y una escuela. Edeq inició en 2011 el proyecto de electrificación rural con la vereda Guayaquil Alto (municipio de Córdoba) beneficiando a 15 familias desplazadas por violencia productores de mora que tenían dificultades con la refrigeración de la fruta.