Banco de la República aseguró que cambiar al nuevo peso costaría 0,04% del PIB

Banco de la República aseguró que lo mejor es esperar hasta 2020

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La eliminación de los tres ceros del peso es un tema que ha estado en discusión desde que el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció el lunes que se presentará un proyecto de Ley el 16 de marzo, con el que empezaría el proceso de cambio a esta nueva denominación, de ser aprobada la propuesta en el Congreso en la próxima legislatura.

Ayer, el gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, explicó que la conversión al sistema podría costar 0,04% del PIB, pero se ajustaría a $400.000 millones contando la reconversión de metales que se haría con las monedas actuales.

“Ese sería el costo para el Emisor, aparte las empresas incurrían en otros costos. Pero si se acelera el proceso, el precio se encarecería”, dijo el gerente del Banco de la República.

Echavarría aclaró que la propuesta que tiene el Banco está en que se empiece el nuevo proceso en 2020, dado que el próximo año dejará de circular la antigua familia de billetes, de modo que se evitaría la circulación simultánea de tres modelos de moneda.

Esta propuesta se ha presentado con anterioridad, y precisamente, cuando Juan Manuel Santos ejerció como Ministro de Hacienda también se intentó impulsar la modificación del papel moneda, que desde 1900 ha tenido 17 modificaciones.

Cabe recordar que el propio predecesor de Echavarría, José Darío Uribe, dijo cuando presentó la nueva familia de billetes que el diseño de estos papeles fue pensado para poder hacer la eliminación de los tres ceros del peso colombiano en el momento en el que fuera considerado necesario, y por eso es que estos papeles incluyen la palabra mil en vez de los números.

LOS CONTRASTES

  • Fernando JaramilloProfesor de la Universidad del Rosario

    “No creo que tenga efectos importantes sobre la inflación, podrán ser por ciertos períodos, pero se irá ajustando”.

En opinión del profesor de economía de la Universidad del Rosario Fernando Jaramillo, “tener tres ceros menos hace más fácil algunas cuentas, pero no es que tenga efectos muy grandes sobre la economía. Esto lo han hecho muchos países. Cada cierto tiempo, cuando ya las denominaciones son muy grandes, cambian el valor para que se vuelvan otra vez cifras más pequeñas pues facilita la contabilidad”.

Según el economista, a pesar de que un nuevo sistema de monedas obligaría a modificar los precios de los productos que se manejan en el comercio, esto no tendría un efecto inflacionario, sino que seguiría dependiendo en general de la política monetaria.

“El hecho de que se tengan que aproximar los precios va a generar unos costos de ajustes en unos cuantos periodos, pero así como hay estimación al alza, también se pueden ajustar a la baja”, aclaró Jaramillo.

Modificaciones a lo largo de la historia

Desde principios del siglo pasado, la familia de billetes se ha visto alterada en múltiples ocasiones. Las antiguas denominaciones que tenemos hoy vigentes empezaron a emitirse a finales de los años 90 y la segunda familia, la actual, se está imprimiendo desde 2016, cuando el Banco de la República anunció la nueva imagen del papel moneda, además de la inclusión del billete de $100.000 con la imagen del expresidente Carlos Lleras Restrepo. Con este último cambio, en los últimos 118 años se han registrado 17 modificaciones al papel moneda de circulación nacional.

TEMAS


Banco de la República - Nueva Familia de Billetes - Billete de $100.000 - Peso colombiano