Buscan modernizar infraestructura agraria con nueva línea de crédito

Jenny Patricia Perdomo - jpperdomo@larepublica.com.co

La Comisión Nacional de Crédito Agropecuario aprobó una nueva línea de financiación, que el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar, ha denominado el “más ambicioso programa para la competitividad”.

Se espera que permita a pequeños, medianos y grandes productores modernizar sus sistemas de cultivo, maquinaria e infraestructura.

Durante su participación en el foro organizado ayer por LR y Agronegocios, el ministro de Agricultura anunció que ha dispuesto para este año un presupuesto de $6 billones para atender nuevos créditos, cuyo único fin será la financiación de proyectos viables con sostenibilidad en el tiempo. “En materia crediticia es una transformación monumental, donde se van a disponer de recursos para superar los cuellos de botella en infraestructura”, explicó Restrepo.

El ministro precisó que el programa flexibiliza las condiciones de los créditos con pagos hasta los 15 años, con periodos de gracia de 4 a 5 años, y amortizaciones que van de acuerdo con los flujos de los proyectos productivos.

“Esperamos lograr una transformación de la estructura productiva, con una visión de cadena que asegure el crecimiento, la viabilidad de los proyectos y mejore la infraestructura que requiere el país para enfrentar los TLC”, aseguró.

La tasa será la que prevalezca en el mercado, Además, no habrá restricciones en el monto, añadió Restrepo, que se encargó de la apertura oficial del foro.

Los productores podrán acercarse a los bancos a solicitar un crédito a través de la línea de competitividad, la cual le permitirá estructurar un esquema de financiamiento acorde con el proyecto y el flujo de ingresos esperado.

El jefe de la cartera agropecuaria insistió en que esta inversión debe orientarse con los más altos parámetros de productividad, ante unos mercados más exigentes.

Desafíos
Durante el foro, el Ministro anunció un aumento en el valor del subsidio de la prima para productores que tomen el seguro agropecuario como alternativa contra el riesgo climático. Así las cosas, los medianos y grandes agricultores que aseguren su cultivo recibirán un incremento de hasta el 70%, y los pequeños productores del 80%.

Este año se han asegurado 34.000 hectáreas, siendo caña de azúcar, banano, plantaciones forestales y maíz los que más se han asegurado en términos de área.

En su presentación, el Ministro no pasó por alto los desafíos que enfrenta el país como son los problemas climáticos. “Ayer el exceso de lluvia, hoy la amenaza de una sequía, sumado a revaluación del peso que vuelven más atractivas las importaciones y dismunuyen los ingresos de los productores colombianos”.

Es por eso que hizo nuevamente un llamado al Banco de la República para que sea más agresivo en la política cambiaria frente a la persistente revaluación del peso, y adopte mecanismos como el del caso peruano.

El foro, cuyo tema central fue ‘Retos y oportunidades del sector agropecuario’, contó con la participación de 11 expertos del sector, entre ellos, José Leibovich, especialista agrícola de la Oficina para Aprovechamiento del TLC con Estados Unidos. Él señaló que pese a la difícil situación del entorno internacional, Colombia tiene unas ventajas claras en la actividad agropecuaria.

Leibovich explicó la estrategia que deben promover los sectores público y privado. “En infraestructura es fundamental el fortalecimiento institucional, las políticas de inversión y la prioridad en el uso de alta tecnología”, indicó el especialista, un convencido de que para lograr competitividad se deben disminuir costos, mejorar mano de obra y potencializar el bilingüismo en el mediano plazo.

Otro aspecto que consideró prioridad tiene que ver con el ICA y el Invima, así como los temas relacionados con aduanas, y acceso de productos cárnicos a Estados Unidos.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía, aprovechó para hacer un llamado a las diferentes carteras del gobierno nacional para que se unan al sector agropecuario, dado a que el desarrollo rural y el sector gubernamental van ligados.

“Un reto de alta competitividad para enfrentar el TLC implica favorecer la infraestructura, los efectos del cambio climático, la financiación a los empresarios, y la promoción de la restitución de tierras”, precisó Mejía.

De igual manera, resaltó la amplia disponibilidad de tierra que tiene Colombia para competir con los demás países de la región, en productos como el café y la ganadería, así como la oportunidad de convertirse en un país abastecedor de alimentos en el mundo, teniendo en cuenta las advertencias que ya ha hecho la FAO.

”Aunque se espera una década de precios elevados, el consumo alimentario per cápita crecerá con rapidez en países en desarrollo, principalmente en productos como aceites vegetales, azúcar, carnes y lácteos”, afirmó tras mencionar que la volatilidad dominará los mercados.

Precios altos afectan el agro
Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), se refirió a los últimos informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en las que aseguraron que a mediano plazo, los precios altos y volatilidad dominarán los mercados del sector, en respuesta a condiciones climáticas adversas, baja producción y limitados niveles de inventarios en el ámbito internacional. Lo que condicionará la oferta.

Caficultores afectados
Luis F. Samper, gerente de Comunicaciones de Federacafé, indicó que el sector fue duramente golpeado en la ola invernal por varios aspectos, entre ellos que la industria estaba afectada por la baja productividad y el volumen de la cosecha. Por ello se tomó la decisión de convertir la caficultura a variedades resistentes a la roya, que afectó gravemente los cultivos. Esto implicó reemplazar árboles productivos por nuevas plantaciones para mitigar la baja producción de la cosecha.

Las opiniones

Luis Eduardo Gómez
Presidente de Finagro

“América Latina tiene las condiciones para que la agricultura sea el sector más importante. Es vital que los gremios productores apoyen la promoción del seguro agropecuario”.

José Leibovich
Especialista Agrícola

“La estrategia de competitividad debe ser una agenda compartida entre las instituciones públicas y privadas, no solo del Estado ni de los empresarios y los agricultores”.