CAF aprobará hasta US$75.000 millones para el desarrollo de América Latina entre 2012 y 2017

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Durante el Informe Anual de Gestión 2011 presentado a la Asamblea de Accionistas, el presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento-Banco de Desarrollo para América Latina, Enrique García, anunció que en 2011 se aprobaron más de US$10.000 millones para la región, suma que ha estado dirigida casi en un 50% al financiamiento de infraestructura económica y de integración, 30% a desarrollo social y ambiental y 20% al desarrollo de los sectores productivos”.

Así mismo, el vocero destacó que las aprobaciones de la CAF a favor de la región en el último quinquenio alcanzaron los US$45.000 millones.

"El aumento extraordinario de capital pagado, acordado por el directorio a fines de 2011, permitirá a CAF continuar apoyando a los países en el logro de sus planes de desarrollo sostenible, a la vez que contribuirá al fortalecimiento de su rol anticíclico y catalítico” declaró García durante las suscripciones de dicho aumento de capital, por parte de Argentina, Bolivia, Ecuador, Panamá, Perú y Uruguay. Estos son los primeros países miembros en completar dicho trámite y se estima que los demás lo llevarán a cabo en el corto plazo.

El titular de la CAF destacó el compromiso del organismo con todos sus accionistas, así como el apoyo permanente de sus países miembros (que ahora suman 18 países accionistas), traducido en aumentos de capital en forma periódica y en el fiel cumplimiento de todas sus obligaciones financieras.
 
“En un contexto donde la economía mundial atraviesa por un período de gran incertidumbre, las economías emergentes, especialmente las de Asia y América Latina, han sido el soporte del crecimiento global (…) En particular, Latinoamérica continúa mostrando excelentes resultados en términos de crecimiento y estabilidad macroeconómica. Esto ha sido posible gracias a una combinación de buenas noticias, tanto en el frente externo como en el interno y las prudentes políticas macroeconómicas que se han implementado en la mayoría de los países”, comentó García en su exposición.
 
Pero así como el titular de la CAF alabó a las naciones emergentes, precisó los retos que se avecinan en la región, entre ellos, diversificar las economías y reducir la enorme dependencia en recursos naturales que ha traído tantos problemas en el pasado. “Esto exige que la región no caiga en la complacencia y se aboque a una ambiciosa agenda de reformas” advirtió.
 
“De particular importancia es la transformación productiva de Latinoamérica, que pasa por aumentos sostenidos de la productividad y ganancias en materia de competitividad. En esta dirección, un reto fundamental es la agregación de valor a las ventajas naturales que posee la región, a través del desarrollo tecnológico y la capacitación de su capital humano” destacó García en su presentación al Directorio de la Institución.  
 
Agregó que otro reto, no menos importante, es la adecuación y el desarrollo de infraestructura para la integración regional, con miras a potenciar las ventajas que ofrece el creciente comercio internacional con Asia. “Para ello un desafío es canalizar recursos a través del aumento del ahorro y la inversión doméstica y la captación inteligente de capitales foráneos. Para la consecución de estos objetivos, la región debe seguir trabajando en mejorar el ambiente de negocios para el sector privado y la calidad de sus instituciones”. 
 
Por último, dijo que otro de los grandes desafíos de Latinoamérica, a pesar de los últimos avances, es la reducción de la pobreza. "En materia social persiste una importante deuda, principalmente en términos de distribución del ingreso. Esto hace imperativo continuar con una amplia e innovadora agenda social que permita integrar a segmentos excluidos de la sociedad, para que se beneficien de los logros alcanzados por la región”. 
 
El rol de CAF 

García destacó el decidido apoyo que CAF ha brindado a sus países miembros en el diseño e implementación de una agenda integral de reformas. “Gracias a su esencia latinoamericana, al firme compromiso de sus accionistas, a su capital humano, y al mantenimiento de su solidez financiera en tiempos turbulentos, CAF se ha expandido y acompaña con proyectos, programas y cooperación técnica, el proceso de desarrollo de América Latina”.

El presidente ejecutivo de la CAF indicó que la institución es hoy una de las mayores fuentes de financiamiento multilateral para América Latina, la principal en infraestructura y energía, con especial énfasis en proyectos que promueven la integración regional. “En 2011 se consolidó aún más nuestra labor en pro del fortalecimiento de los esfuerzos de integración regional, como factor decisivo para lograr una presencia relevante en el contexto económico y político mundial y una inserción internacional inteligente”.

En su rol de puente entre Latinoamérica y el resto del mundo, CAF fortaleció en 2011 la relación con Asia, Europa y Norteamérica, a través de convenios suscritos con las principales instituciones financieras y de desarrollo.

Así mismo, su vinculación con una extensa red mundial de centros de pensamiento y universidades y su creciente actividad editorial y de difusión de conocimiento, le han permitido posicionarse con centro de reflexión regional, referente en temas de desarrollo latinoamericano para el resto del mundo.

 

TEMAS


América Latina