Cafeteros insisten en subsidios al precio

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Mientras en Manizales el presidente, Juan Manuel Santos, les daba esperanzas a los cafeteros de Caldas en que haría cuentas para estudiar la posibilidad de revivir el Apoyo Gubernamental a la Caficultura (AGC) y subsidiar la carga de café, que hoy los cultivadores venden por debajo de los costos de producción, en Bogotá en un debate en el Senado, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, descartaba de tajo volver a adoptar la política de sustentación de precios para la carga del grano.

Todo sucedió el pasado martes, en distintos escenarios y en medio de una nueva ola de reclamos y pedidos de los cafeteros colombianos, que esta semana revivieron las movilizaciones, ante una aguda crisis de ingresos por cuenta de la baja producción, la revaluación del peso y la caída en el los precios.

Sin embargo, la perspectiva de la situación de Minhacienda es distinta y afirmó que esa política de sustentación ya no se hace necesaria porque el precio está subiendo, el Gobierno está buscando hacer cada vez más competitiva la tasa de cambio y la producción está empezando a subir.

“Estamos por salir de este bache”, afirmó , al reiterar que no es cierto que el Gobierno esté dejando abandonada la caficultura y recordó que para el 2013 el sector tiene asegurados más de $300.000 millones. Pero los cafeteros de Caldas ante el presidente Santos insistieron en la necesidad de que se garantice un precio por encima de los costos de producción, que ellos mismos estimaron entre $70.000 y $75.000 por arroba. Hoy el precio no supera los $61.000 en las principales plazas cafeteras, mientras los costos están sobre los $70.000 por arroba. “El Presidente no prometió recursos, pero sí dijo que lo dejaran hacer unas ‘cuenticas’ y seguramente el tema va a ser discutido en el Comité Nacional de Cafeteros”, dijo el presidente del Comité de Cafeteros de Caldas, Ricardo Sánchez. También dijo que Santos estuvo de acuerdo en que la discusión sobre la modificación a la contribución cafetera quede en ‘stand by’ o en segundo plano, mientras se dan mejores momentos en las variables que gobiernan el negocio cafetero.

TEMAS


Café