Cárdenas propone creación de un consejo fiscal para mejorar las finanzas públicas

Otra de las funciones que podría tener el consejo fiscal es dar una opinión independiente sobre los programas sociales

El Economista

Contar con un organismo fiscal independiente puede ayudar a mejorar la estructura de las finanzas públicas de un país; sin embargo, no se le deben delegar responsabilidades que ya tienen otras instituciones del gobierno, consideró Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia.

En entrevista, platica que en Colombia al igual que en México, se presentó una iniciativa de crear un consejo fiscal que pudiera generar un contrapeso con las propuestas económicas que sugiere el Ejecutivo, para ver si son convenientes y medir los impactos que generarían a la economía en el mediano y largo plazos.

Durante su visita en la ciudad de Washington para asistir a las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI), detalló que, en el país sudamericano, se propone que el consejo fiscal tenga ciertas funciones, como una evaluación independiente de los programas de inversión pública y capacidades para fijar parámetros para las decisiones de gasto público.

Otra de las funciones que podría tener el consejo fiscal, expone, es dar una opinión independiente sobre los programas sociales que deberían seguir percibiendo recursos públicos, es decir, a cuáles se les deben aumentar y a cuáles quitar, o bien, eliminar.

No obstante, el funcionario colombiano comentó que estas facultades ya las realizan los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, por lo que no deben delegarse a un organismo independiente.

“Son mandatos que no se le pueden delegar a otros grupos de la sociedad, yo creo que eso es lo que nos invita a ser cada día más exigentes con el trabajo que tiene que hacer el Ejecutivo y Legislativo. No creo que el problema se resuelva delegando esa función en otro ente”, explicó.

De acuerdo con información del FMI, los consejos fiscales no tienen ninguna responsabilidad sobre el manejo de la política fiscal, es decir, no se apropia de las funciones del Congreso ni del Ejecutivo.

Este tipo de organismos independientes son un modelo parecido al que tiene la Oficina de Presupuesto del Congreso de Estados Unidos, la cual cuenta con una capacidad técnica para evaluar la situación fiscal del país.

Dicho organismo tiene la función de realizar proyecciones, estimar el costo y el impacto de decisiones legislativas que se realizan sobre el gasto público y los ingresos del país.

En la Unión Europa, los consejos fiscales han permitido que los países puedan reducir sus déficit y tener un mayor control del gasto público. En Latinoamérica, se han hecho consejos fiscales en Perú y Chile.

El funcionario colombiano enfatizó que, si bien es una propuesta todavía muy preliminar, en su país ya cuentan con un Comité Independiente que le fija al gobierno el techo de déficit fiscal, como parte de una regla fiscal con la que cuenta su sistema.

“En mi opinión, es una buena arquitectura ir más allá para que las decisiones fiscales, sobre en qué se invierte o cuáles programas se deben mantener y cuáles no, es entrar en las competencias del Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, los cuales tienen que ejercer con más información y más profesionalismo”, dijo.

TEMAS


Mauricio Cárdenas - Hacienda - Comisión del gasto público - FMI