Carlos Gustavo Cano abre la posibilidad de reemprender ciclo de reducción de tasas

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Si la situación en Europa se deteriora, si continúa la lenta recuperación en Estados Unidos, si sigue la desaceleración en China e India y si persiste el debilitamiento de algunos signos de la economía colombiana, cabría la posibilidad de reemprender un ciclo de reducción de tasas de interés.

Así lo manifestó el codirector del Banco de la República Carlos Gustavo Cano, quien afirmó que su propuesta macroprudencial para atajar el crecimiento del crédito 'luce vieja y extemporánea'.

¿Se llegó a un nivel de tasa neutral?
Sí, estoy convencido que la tasa llegó a un nivel neutral. Es decir, ni detiene la economía ni la impulsa. Pero me temo que si la situación europea continúa deteriorándose como se está mostrando, si la economía norteamericana sigue en una recuperación tan lenta y si las principales economías emergentes empezando por China y por Brasil continúan con su desaceleración, siempre y cuando, y como está ocurriendo, nuestras metas de inflación y las expectativas sigan convergiendo hacia el punto medio del rango meta, pues estarían dadas las condiciones para reemprender un nuevo ciclo de reducción de tasas. Otro factor importante es la situación interna. Si los signos de la economía colombiana como el debilitamiento de la industria y la construcción empeoran, cabría la posibilidad de emprender el descenso.

¿Qué tanto le preocupan los datos de industria y construcción?
Mucho. Hay otras cifras que también preocupan; por ejemplo, las exportaciones sin café están cayendo. A la industria la están sosteniendo economías con cierta fragilidad como Ecuador y Venezuela. La caída del 1,7% en el primer trimestre revela un desempeño muy pobre. Habría que esperar el crecimiento del cuatrimestre para ver su evolución.

El ministro de Hacienda dijo que la medida adoptada con la Superfinanciera era un bisturí. Si este no funciona, usarán 'el machete'. ¿Cuál sería aquel?
No sé si se está refiriendo a lo que yo no llamaría machete sino una medida prudencial, sobre la cual empecé a insistir desde julio de 2011, que es un encaje al crédito de consumo. Específicamente un límite a su crecimiento para que el sistema financiero, y no solamente el bancario sino el no bancario, el que hace parte de lo que se denomina banca en la sombra, que está creciendo mucho en materia de consumo, se ajuste porque en esa materia lo que mueve mi preocupación no es exactamente la estabilidad financiera o los balances de los bancos que están bien provisionados y bien administrados, sino es el altísimo endeudamiento de los hogares colombianos y aquí no hay una superintendencia que proteja a los hogares.

Me parece que la autoridad monetaria en su conjunto debe tener como prioridad la protección en últimas del consumidor de servicios financieros que está en unos niveles intolerables de endeudamiento. Pero me temo que ya casi cumplido un año de esta discusión se está volviendo excesivamente tarde y los daños ya se están dando, como se puede ver con el disparado deterioro de la calidad del crédito de consumo.

¿Ese bisturí aguantará?
No sé. Me parece que la Superintendencia Financiera ha hecho su tarea bien, pero unas son las herramientas de la Superfinanciera y otras son las del Banco Central. En manos del Banco estaría actuar en el ámbito de los encajes, de los límites al crecimiento del crédito de consumo. Este ha probado ser insensible al incremento de las tasas de interés; sería insensato seguir incrementando las tasas para detener solamente una variable del consumo que no responde a aquellas, perjudicando al resto de la economía. Lo que tenemos que hacer son medidas específicas. Esa propuesta o inquietud que emprendí ya luce muy vieja y de golpe extemporánea.

¿Cómo ve al país en materia de competitividad?
Va en la dirección correcta, pero todo el mundo está sintiendo un cuello de botella en la infraestructura nacional, es un país encerrado en sí mismo. En segundo lugar, hay que adelantar una reforma tributaria de verdad estructural, que disminuya las tarifas, que son muy altas tanto para empleadores como para empleados, y aumente sustancialmente la cobertura.

En tercer lugar, flexibilizar el mercado laboral. Tal como lo ha mostrado el Nobel Pissarides, cuando el salario mínimo empieza a crecer por encima de la inflación y de la productividad lo que hacemos es engañar a la población de desempleados ya que les estamos diciendo que se vaya para la informalidad y aquí no hay una central unitaria que los defienda.

Economía crece de manera balanceada
Recientemente el gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe, dijo que la economía está creciendo de manera balanceada al responder sobre preocupaciones por una posible enfermedad holandesa. Sin embargo, aclaró que el país debe prepararse para enfrentar una expansión del sector minero-energético, con el fin de aprovechar los recursos. En cuanto a la Inversión Extranjera Directa, Uribe dijo que está creciendo de manera acelerada, no solo en el sector minero sino también en otros; no obstante, dijo que el panorama depende del contexto internacional, ya que muchas de las empresas que están invirtiendo pueden verse afectadas por lo que ocurra en Europa.

La opinión

Juan Carlos Echeverry
Ministro de Hacienda y Crédito Público

'Si el Banco de la República ve que la economía va a perder la velocidad de crucero, puede bajar las tasas de interés. Mientras la economía siga ahí, las va a mantener'.

TEMAS


Banco de la República