Carlos Gustavo Cano propone subir el encaje de los bancos para frenar el crédito

Reuters

Las recientes alzas en las tasas de interés decididas por el Emisor podrían no ser suficientes para contener el elevado endeudamiento de los hogares, por lo que se necesitarían medidas macroprudenciales como subir el encaje de los bancos.

Así lo manifestó el codirector de Emisor, Carlos Gustavo Cano, quien reveló que el temor radica en que la mayor parte del crecimiento del crédito de consumo se está originando en los hogares que ya arrastraban un nivel de endeudamiento.

Pese a admitir que los indicadores bancarios en materia de crédito son buenos y que recientes pruebas no muestran la formación de burbujas en los precios de los activos, Cano calificó de "inquietante" el aumento de la deuda con relación a los ingresos de los hogares.

"Hemos verificado que al menos tres cuartas partes de ese crecimiento (del crédito) se debe a un mayor grado de endeudamiento de los mismos hogares que ya venían de atrás endeudados", dijo.

Hasta ahora, algunas agrupaciones del sector atribuían una gran porción del repunte del crédito a la entrada de nuevas personas al sistema financiero, en medio de la reducción del desempleo, la amplia liquidez y las aún bajas tasas de interés.

Pero Cano tomó distancia de esa visión. "Los hogares se están endeudando más con relación a su ingreso disponible, no necesariamente ese endeudamiento mayor significa que mucha más gente está entrando a la banca”, señaló.

La cartera de crédito de Colombia representa 30% como proporción del PIB, inferior al 49% de Brasil o el 73,4% de Chile, por lo que expertos estiman que aún hay espacio para crecer.

¿Hora de alza de encajes?
No obstante, al Emisor le preocupa el ritmo de crecimiento de la colocación del crédito, que sólo en el 2011 repuntó 22,4% frente al 2010 a US$122.257 millones, muy por encima de otros países como Brasil, con 17%, Chile con 12,9% o México con 8,3%.

"Personalmente me inquieta la publicidad que tiende a seducir a los hogares para buscar un mayor endeudamiento y esto a la postre podría constituirse en un riesgo para la propia estabilidad del sistema financiero, en caso de que una porción de los hogares tuviere dificultades económicas", opinó Cano.

El crédito atraviesa una época de auge que ha encendido algunas alarmas dentro del Banco de la República. Promociones en diversos medios, como la oferta de vehículos de gama media con el 100% de financiación y cuotas al mes de US$50 el primer año, pueden animar a miles de personas.

"El consumidor responde más a otras variables que en el caso de las empresas; responde más a su confianza, a la emulación, al efecto demostrativo de los demás, responde más a conductas que llamamos comportamientos de rebaño", explicó.

Esos temores llevaron al banco a subir en febrero su tasa de interés en 25 puntos base a 5,25%, en contra de la tendencia de la región, en la que Brasil y Chile han bajado sus tipos y México y Perú los mantienen estables pero con sesgo bajista.

El directorio del Banco Central se reunirá el 23 de marzo y el mercado aún está dividido sobre si decretará una nueva alza en la tasa de interés o si comenzará a echar mano de otras medidas, una división que se extiende su interior.

"Ya la etapa de que todos los movimientos (de la tasa) se hacían por unanimidad quedó atrás, ahora estamos evaluando riesgos", dijo Cano.

El codirector resaltó que el crecimiento del crédito no está afectando la inflación, que se encamina hacia el punto medio del rango que estableció como meta el banco, de 2% a 4%.

Pero señaló que el alto endeudamiento de los hogares podría llevar a tener que utilizar otras medidas para lograr resultados más rápidos que los obtenidos con las alzas de las tasas de interés.

"Me da temor sobreutilizar la tasa y me parece que es oportuno discutir si lo más indicado es una medida como el encaje para acelerar el efecto", dijo.

"De golpe pienso que el balón está en la cancha del banco, que tiene bajo su control otros instrumentos que son los encajes bancarios", agregó al admitir que propuso estudiar la medida en la reunión del organismo de febrero, en la que se decidió subir la tasa de interés, una decisión que no fue unánime.

Diagnostico incompleto
Un mayor encaje de la banca en las arcas del Banco Central disminuiría la liquidez de las entidades destinada para prestar.

Aunque hasta ahora Cano es el único en la junta que propone la medida, los otros miembros comparten la preocupación.

"Uno se asusta como economista, ni siquiera como banquero central, cuando (el crédito) crece a ese ritmo y uno no ve que eso esté parando, uno ve que la gente se está endeudando y uno se preocupa porque esto generalmente termina mal", dijo en un reciente foro Juan José Echavarría, otro de los codirectores.

Pero los gremios opinan que el repunte del consumo responde al dinamismo de la economía, que se habría expandido cerca del 6% en el 2011, su mejor nivel en los últimos cuatro años y estaría cerca de ese número en 2012.

"El diagnóstico del Banco está un poco incompleto, cuando uno va a ver no es que estemos en una orgía de consumo como se supone, que se esté importando whisky y caviar, lo que más se importa en Colombia es maquinaria, repuestos, materias primas y ciertos bienes de consumo", dijo Rafael España, director económico de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco.

TEMAS


Banco de la República