Colombia buscará duplicar su producción de etanol para el año 2014: Jorge Bendeck

Reuters

Tres nuevos proyectos en desarrollo aumentarán la producción de etanol en 1.050 millones de litros por año para alcanzar los 2.200 millones de litros anuales en el 2014, dijo el presidente de la Asociación de Biocombustibles, Jorge Bendeck.

Colombia está encaminada para casi duplicar su producción de etanol para el año 2014, mientras busca satisfacer la creciente demanda de combustible doméstico y limitar las importaciones costosas de energía, dijo Bendeck.

El país impulsa un proyecto de etanol para reducir sus costos de importaciones de gasolina, lo que contribuye a crear empleos en zonas dedicadas a la producción de cocaína y lo convierte en el segundo mayor productor de etanol en América Latina, aunque su producción sigue siendo una fracción de la de Brasil.

"Si no tenemos un combustible alternativo para diversificar nuestras fuentes de energía líquida, estamos abocados a importar combustible caro", afirmó Bendeck.

"Los biocombustibles son el colchón que nos protege de un futuro incierto", explicó.

Ese aumento podría proporcionar equivalentes de combustible adicionales a cerca de una cuarta parte de las importaciones de combustibles de la petrolera estatal Ecopetrol en el 2011.

Colombia produce etanol casi en su totalidad de la caña de azúcar, y también produce biodiésel a partir de aceite de palma.

El impulso busca ayudar a reemplazar los cultivos de coca, la materia prima de la cocaína, sustituyéndolos por plantíos legales.

Los partidarios dicen que el esfuerzo ha creado empresas legítimas en las zonas que alguna vez dominaron las guerrillas izquierdistas y paramilitares de derecha que participan en el lucrativo tráfico de drogas.

Sin embargo, los críticos sostienen que el auge de los cultivos de palma para producir biocombustibles ha provocado violentas apropiaciones de tierra por los líderes paramilitares desmovilizados que han desplazado a miles de campesinos de sus propiedades.

"Donde hay cultivos, se convierte en la mejor defensa de la paz en la zona", dijo Bendeck.

Expansión a zonas ganaderas
El aumento de la producción de biocombustibles requerirá de tierra nueva, sin talar bosques y sin extenderse a la que se utiliza para la producción de alimentos, sostuvo el dirigente.

La industria tiene en la mira una expansión en las superficies dedicadas a la ganadería de baja densidad.

"Hay 43 millones de hectáreas que se utilizan para la ganadería, esto se puede reducir a la mitad si se aumenta el número de cabezas de ganado por hectárea", explicó Bendeck.

La industria petrolera de Colombia ha disfrutado de una rápida expansión, por unas mejores condiciones de seguridad después de una década de ofensiva militar contra la guerrilla que se replegó a apartadas zonas montañosas y selváticas.

Pero, al mismo tiempo, el crecimiento económico ha beneficiado a la clase media, lo que ha aumentado la demanda de combustible a medida que más colombianos compran vehículos y los responsables políticos se concentran en el mantenimiento de la autosuficiencia petrolera.

Las importaciones de combustibles de Estados Unidos aumentaron 10 veces en los últimos cinco años, según el Departamento de Energía de Estados Unidos. Ecopetrol importó 44.100 barriles diarios de combustible en el 2011.

El alza en la producción de biocombustibles le permitirá al Gobierno aumentar la mezcla obligatoria de etanol en la gasolina a 15% desde el máximo actual de 10% y a 20% en 2020, dijo Bendeck.

La mezcla de biocombustibles en el diésel de origen fósil también podría llegar al 20% en el 2020 desde un máximo actual de 10%.

Los patrones climáticos como La Niña han complicado la producción de cultivos energéticos, con las devastadoras inundaciones del 2010 que produjeron una disminución en la producción del etanol y el biodiesel desde el año anterior, reveló el dirigente.

La falta de carreteras adecuadas para el transporte de materias primas procedentes de zonas de cultivo en el campo también representa un desafío considerable para la industria, sobre todo durante las fuertes lluvias.

Colombia espera llegar a convertirse en un exportador de biocombustibles a medida que la demanda crece en todo el mundo, pero todavía se centra en el abastecimiento del mercado interno.

El país aún no está listo para competir más allá de sus fronteras. En Brasil la demanda es a veces tan fuerte que la producción no ha sido suficiente para abastecer su mercado interno.

"No podemos competir en el mercado internacional, porque somos una industria muy joven, todavía estamos pagando nuestras inversiones iniciales", aseguró Bendeck.

Los nuevos proyectos de etanol incluyen un molino de 480.000 litros por día de la empresa Bioenergía, una firma cuyas acciones son controladas en su mayoría por Ecopetrol, y otra instalación de 350.000 litros diarios en el norte de Colombia que incluye inversión de la israelí Merhav, dijo Bendeck.

El fabricante de azúcar Riopaila Castilla también está desarrollando un proyecto de 300.000 litros diarios.

TEMAS


Gasolina