Colombia exporta US$140.000 millones en esmeraldas a todo el mundo

El país es el tercero en materia de producción

Colprensa

Para la Federación Nacional de Esmeraldas, Fedesmeraldas, el primer semestre de 2018 fue un periodo de contrastes para la industria. En los primeros meses del año se registró un crecimiento del valor de la gema del 4% en las exportaciones que llegaron a destinos como India, China, EE.UU. y Europa, superando los US$73 millones.

Sin embargo, y a diferencia del primer semestre del 2017, las exportaciones cayeron 6%, representados en una diferencia de US$4,42 millones por cuenta de la disminución de producción de esmeraldas en el país. Solo en el departamento de Boyacá, en los 3 primeros meses de este año se extrajeron 215.000 quilates versus a los 721.000 producidos durante el mismo periodo del 2017.

En entrevista con Colprensa, Oscar Baquero, presidente de Fedesmeraldas, dio un balance del sector y los avances presentados hasta el momento, tras la caída de la producción.

-¿Por qué se dio la caída?

Es importante entender que este es un sector pequeño en comparación con otros que producen minerales en el país. Es decir, si se compara con carbón, oro o petróleo, US$74 millones es una cosa pequeña pero sigue siendo muy representativa porque las esmeraldas continúan siendo llamativas en el mercado internacional.

En ese sentido, cada vez hay que cavar mucho más, hacer más inversión para poder encontrar las esmeraldas y es un producto natural no renovable que no es de fácil hallazgo.

-¿Cómo sigue consolidándose la economía de la esmeralda?

La esmeraldas son un motor regional. Por ejemplo, en el occidente de Boyacá están ocurriendo cambios, la industria de la esmeralda se está transformando y tenemos nuevas empresas, inversión extranjera.

En una sola empresa se está generando más o menos 1.200 empleos formales, los cuales generan un impacto gigante. Tenemos otra empresa canadiense que tiene  200 empleos formales que están haciendo exploración y tenemos otra empresa colombiana que tiene más o menos 300. Hay más o menos 1.500 o 2.000 empleos formales que están dinamizando las economías regionales.

-¿En qué más invierten?

Las exportaciones de esmeralda además pagan un impuesto del 1% y ese impuesto se reinvierte en tres cosas importantes.
Una de ellas, son los proyectos de desarrollo social, tenemos otros  de investigación y otros de promoción. Con esos recursos vamos a hacer un hospital de primer nivel en Musa (Boyacá) donde la gobernación, la alcaldía, fedesmeralda, y el ministerio de Salud van a invertir 10.000 millones de pesos y esperamos terminarlo este año, beneficiando entre unas 40.000 y 50.000 personas con recursos de las mismas esmeraldas.

Entregamos hace como unos quince días un aula movil, ludica, para los niños de la primera infancia, un proyecto de 1.200 millones de pesos con la construcción de cuatro parques.

-Y en materia de relación con los otros países, ¿cómo está el sector?

En octubre realizaremos el simposio internacional de las esmeraldas, vamos a invitar a todos los países productores como Brasil, Sambia, Afganistan, esos países son los mayores productores de esmeralda en el mundo y van a venir acá, del 12 al 14 de octubre.

Además en ese mismo evento tendremos  la participación de la confederación internacional de joyería, que es el organismo que aglomera a todas las joyerías del mundo y a todas las casas como Chanel, van a venir grandes inversionistas a esos dos eventos y esperamos hacer grandes negocios.

-¿Por qué es atractiva la esmeralda colombiana ante los ojos internacionales?

Las esmeraldas son un producto para exportación y son objeto de un gran valor, tenemos unos ingresos per cápitas bajos y la gente que consume esmeraldas son los países que tienen crecimiento económico más grande, entonces son países como la India, China, Asia a donde están llegando las esmeraldas colombianas

-¿La caída de la producción se relaciona con la explotación de la esmeralda?

Sí claro, tiene que ver con el modelo de explotación. Nosotros antiguamente  hacíamos explotación a cielo abierto, es decir, se derrumbaba la montaña, entonces esa práctica generaba que se desgastaran grandes cantidades de tierra para nada porque se encontraban las esmeraldas muy cerca al suelo. Luego de que entendimos que las esmeraldas no estaban en las montañas sino que iban hacia abajo empezamos a hacer minería de túnel, que arranca más o menos en los años 90, para esos años se dio una gran producción de esmeraldas debido al tipo de explotación, llegábamos fácilmente a 12 millones de quilates exportados. Pero en estos momentos  tenemos un nivel de exportaciones, al año, de dos millones de quilates.

-¿Por qué?

Debido a que la minería de túnel es mucho más costosa, ya no mueve tantas cantidades de tierra y se focalizan en puntos más pequeños la explotación avanzándose más lentamente. Es por eso que los hallazgos de esmeraldas son más pequeños y para encontrar una mayor cantidad se necesitaría de una inversión mucho más grande, en tecnología y mano de obra.

-¿Por qué no hacer la inversión?

El tema es que la inversión en esmeraldas es de mucho riesgo porque usted puede hacer el túnel, puede hacer toda la inversión y que no encuentre nada. Entonces tenemos, con los recursos existentes, ir sacando de a poco para lograr un potencial enorme de esmeraldas en Colombia

-Se puede interpretar que la esmeralda se está acabando…

No, nosotros tenemos un potencial enorme. De acuerdo con estudios de Ingeominas, tenemos 100.000 hectáreas productivas, de las cuales solo 10.000 se han explorado y explotado. Eso demuestra que tenemos un potencial enorme pero también hay que entender que el hallazgo de esmeraldas como es una cosa fortuita, casi una cosa del azar, debe ser con prudencia, no tiene sentido hacer una gran inversión para no sacar absolutamente nada.

-Entonces, ¿cómo se cotiza la esmeralda?

Se ha encontrado menos pero se sube más, es decir, estamos exportando menos  cantidad de esmeraldas pero se sube  la cantidad de dólares que se exporta por esmeraldas a razón de 4% o 5%. Lo que significa que es un producto elástico, así tengamos competidores como Brasil, Afganistán, Sambia, grandes productores de esmeraldas, las esmeraldas colombianas siguen en el top of mind de posicionamiento de la gente, la gente quiere esmeraldas colombianas en los mercados internacionales.

-En epocas de Víctor Carranza Y Víctor Quintero, esmeralderos, se hablaba de esmeraldas casi míticas por lo grandes o por los colores, ¿se siguen presentando?

Sí claro, las esmeraldas colombianas tienen características en su morfología y geoquímica que son especiales a las de los otros países.

-¿Que nos hace diferentes?

Hay unos elementos químicos que se llaman cromóforos, son los que dan el color a la esmeralda: el cromo, el banadio y el hierro. El hierro en especial, en colombia, es el elemento químico más bajito que en el resto de las esmeraldas del mundo y eso hace que el verde que tiene sea mucho más atractivo, tenga un espectro más bonito pero eso solo se ve cuando se compara con las otras del mundo.

-¿Cómo está la región en producción?

En la región solo Colombia y Brasil son los productores de esmeralda de Suramérica. Es curioso porque Brasil no solo tiene esmeraldas sino otras piedras de color, granates, en el mercado pero lo que exporta en todas sus piedras de color es US$130 millones y nosotros exportamos US$140 millones en un solo producto, que son las esmeraldas.

El productor más grande que es Sambia, hace dos años reportó más o menos unos 32 millones de quilates de producción pero no alcanzó, ni siquiera, a los US$120 millones en ventas, entonces nosotros somos el número uno en ventas en el mundo, en calidad y valor.

-Entonces en qué lugar nos ubicamos…

Estamos en el tercer lugar en producción de cantidades, pero en precio en primer lugar.

-¿A qué países exportamos?

La mayoría de las esmeraldas llegan a Asia, pero si se fija en los récords de exportaciones, la mayor cantidad va para Estados Unidos debido al sistema de distribución mucho más ágil que tienen.

-En el tema de responsabilidad ambiental, ¿cómo está la minería?

El tema de sostenibilidad en la actividad minera es un tema de discusión que esta sobre la mesa. El ministerio de Minas y el Gobierno esta conquistando el sector para que la minería se desarrolle de buena manera.

Todos sabemos que la minería afecta el medio ambiente y la regulación que hay ahorita para desarrollar la mina es altísima, en la zona minera nosotros  estamso desarrollando proyectos de formalización para sensibilizar a los mineros y enseñarles a respetar el medio ambiente, respetar el habitat y que hay que conservar el agua, hay que seguir esa reglamentación muy bien hecha. Eso hace parte de una nueva era de producción, donde hay paz, inversionistas, salarios y formalización.

-¿Qué pasó con la guerra de las esmeraldas?

Eso es una etiqueta que tenemos que pasar de página, la guerra de las esmeraldas y el pacto de paz se firmó en 1990, estamos hablando de casi 30 años del proceso de paz y es una cosa que a todo mundo le encanta.

Para nosotros como gremio es una cosa muy dolorosa y no podemos negar que haya pasado pero sí usted mira cifras de las muertes violentas que hay en Boyacá la reducción es total, si usted mira la influencia de grupos armados ilegales que hay es cero.

Entonces para nosotros como gremio es una página muy dolorosa que nosotros queremos olvidar, siempre le hemos clamado a las autoridades que lo que se necesita es que se haga justicia, y en estos momentos está llegando.

TEMAS


Colombia - Exportaciones - Esmeraldas