Con la entrada en producción de 79.000 hectáreas renovadas la caficultura aumentará su rendimiento

Margarita Matías

Con la entrada en producción de 75.000 hectáreas renovadas, que se sumarán a las 335.000 renovadas desde 2007 y que ya están en producción, la caficultura colombiana retomará en 2013 los niveles de producción de antes.

Así lo señaló el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (Federacafé), Luis Genaro Muñoz, quien en entrevista con LR explicó que la buena perspectiva también se da por la finalización del fenómeno de `La Niña`, lo que dará paso a una época de relativa sequía que influirá en la floración, y por ende, en el aumento de los rendimientos.

¿Qué tanto influirá la finalización de las lluvias en el mejor desempeño del sector?
Solo necesitamos que en las zonas cafeteras se presenten las condiciones climáticas adecuadas que favorezcan la floración y el desarrollo de las almendras de café, para empezar a recoger los frutos del esfuerzo realizado en los últimos años. En ese momento la caficultura estará en la senda de la recuperación de su producción.

¿Es cierto que además de la lluvia y la renovación, parte de la afectación fue por el surgimiento de la roya?
El fenómeno de `La Niña` ha sido catalogado como el evento de esta naturaleza más fuerte de los últimos 60 años. Debido a que las condiciones climáticas afectan la sanidad vegetal y los niveles de productividad de los cafetales, el incremento de la humedad vino acompañado por un aumento en la infección por roya. Y debido a lo anterior la cosecha cafetera se redujo a niveles por debajo del promedio histórico. Para contrarrestar este efecto, con el apoyo del Gobierno, durante 2011 entregamos apoyos para fumigación y fertilización de cultivos, medidas necesarias para controlar la roya, y cuya segunda fase comenzará a finales de este mes. Gracias a ello, de niveles de infección de 40% hemos bajado la roya hasta niveles controlables por debajo de 11%.

¿Cómo será el comportamiento de la producción en el segundo semestre?
Esperamos que gracias a la culminación de `La Niña` los cafetales que se encuentran en etapa de florescencia puedan estar expuestos a los períodos secos necesarios para que se desarrollen las cerezas de café. Por tanto, si en adelante el clima nos ayuda, creemos que la cosecha del segundo semestre será mejor, con lo cual estaremos en la senda de tener una producción alrededor de 8 millones de sacos.

Una de las preocupaciones del sector es la pérdida de mercados por baja producción. ¿Cómo convencerán a los compradores de que si pueden responder por los pedidos?
Estamos preparándonos para ese escenario. En primer lugar, hemos mantenido un gran número de marcas de `Café 100% colombiano` que supera las 500 en el mundo. Sabemos que los segmentos de calidad siguen siendo muy dinámicos y que los nuevos mercados, como Rusia o Corea del Sur, están demandando café de alta calidad. Es decir, mercado hay para esa nueva cosecha. Cómo venderla bien, a buenas primas y generando valor agregado al caficultor es nuestro principal reto.

La menor producción se está compensando con la exportación de cafés especiales. ¿Toda la caficultura se dirige a ese segmento?
Desde 2002, momento en que definimos nuestra estrategia de valor agregado, nos hemos esforzado por que cada vez una mayor porción del café colombiano exportado pertenezca al segmento de especiales. Gracias a ello, en la actualidad el 35% de las ventas cumple con este requisito, cuando hace diez años apenas llegaba a 9%. En la Federación esta proporción es aún mayor, puesto que más del 70% de las exportaciones corresponden a cafés con valor agregado.

¿Cómo percibe el interés de Nespresso en el café colombiano?
Se imaginará el orgullo que le da a uno como colombiano ver ese énfasis en Café de Colombia. Pero más allá de ese orgullo, eso tiene un efecto en el consumidor, en los grandes generadores de opinión en el mundo del café y en los que marcan las tendencias de consumo, que refuerzan su convencimiento de que el café colombiano es calidad y sostenibilidad.

¿Qué tanto especial será para Nespresso?
La primera buena noticia es que el 25% del café que vende Nespresso, que es el referente mundial de venta de café de alta calidad en porciones individuales, es café colombiano. La segunda buena noticia es que este cliente ha triplicado sus compras de Café AAA de Colombia desde el año 2006. Estos crecimientos son el resultado de la alianza que tenemos en sostenibilidad e innovación con Nespresso, y de nuestra habilidad de seguir produciendo café con las características de calidad y sostenibilidad que este cliente exige. Con ellos estamos ayudando a lanzar ediciones permanentes y especiales de Café de Colombia y, afortunadamente han tenido una gran aceptación.

La opinión

Jorge Enrique Robledo
Senador de la República

'Es grave que la Federación contabilice áreas que no están sembradas en café. Eso muestra desgreño y una situación dolosa'.