Con la peatonalización, ingresos de los comerciantes disminuirían el 20%

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Un aire de preocupación se siente entre los comerciantes del sector de la carrera Sétima entre las calles 19 y 26 puesto que según afirmó Rubén Darío Pineda, vocero de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico la Candelaria ‘sería como volver al septimazo en el cual los comerciantes formales perdían el 20% de sus ingresos’.

Esta situación se verá en el sector desde el sábado por la demolición del puente de la calle 26 con 7ma como parte fundamental de las obras del Grupo 3, de la Fase III de Transmilenio. Su demolición demorará 3 días aproximadamente y las obras de construcción, 5 meses.

Según Pineda, los comerciantes aún se encuentran temerosos de que esta peatonalización afecte a los comerciantes formales e incentive a los informales quienes se tomarán las calles para ganarse el dinero del transeúnte. La encuesta realizada por Fenalco Bogotá a 804 comerciantes sobre esta medida mostró que '787 comerciantes formales están en desacuerdo con la peatonalización de este sector', dijo Juan Esteban Orrego, presidente de esta institución. Adicional a ello afirmaron que 'las ventas no se incrementarán con esta medida (769), sino que al contrario se afectará la movilidad hacia el centro notablemente (784), la seguridad (790) y se incrementará la venta informal (754)'.

'Con esta medida se busca que de los 260 vendedores ambulantes que hoy tenemos en la 7ma no se aumenten, sino que por el contrario los actuales tengan un lugar en los establecimientos del mismo lugar, ya están censados, y no se permitirá el ingreso de nuevos vendedores, sólo habrá un espacio ferial a partir de las 6:00p.m. tratando que la séptima tenga un uso nocturno para la ampliación del comercio', dijo el alcalde Gustavo Petro.

Según estima la secretaria de Movilidad, Ana Luisa Flechas, en este sector transitarán dos buses con capacidad de 20 personas cada uno, eléctricos y gratuitos, que según Flechas ayudarán a la movilidad del sector, las dudas sobre este sistema será si darán a basto para el número de peatones que transitan por allí.

Petro afirmó que los estudios de peatonalización del centro ya habían sido realizados en el año 2004 y por ellos se pagaron $1.500 millones y aunque caducaron en el año 2009 se han 'desempolvado para mirar cómo se recupera el centro histórico y se evalúa cómo se une esta concepción con el tren ligero por la 7ma'.

TEMAS


Transporte