Con separación funcional no habrá un Telmex TV antes del 2020

Teléfonos de México también deberá garantizar el arranque técnico, financiero y operacional de la nueva empresa.

Reuters

Un servicio de televisión ofrecido por Telmex no estará disponible en el mercado mexicano en tanto no se concrete y se evalúen los resultados del plan de separación funcional ordenado a Teléfonos de México para escindir su operación mayorista en una nueva empresa a más tardar en ese año.

Un servicio de video o de televisión restringida ofrecido por Telmex u otra subsidiaria de América Móvil a través de redes de fibra óptica o por satélite difícilmente estará disponible en el mercado nacional antes del año 2020, en tanto no se concrete y se evalúen los resultados del plan de separación funcional ordenado a Teléfonos de México para escindir su operación mayorista en una nueva empresa a más tardar en ese año.

El regulador de las telecomunicaciones mexicanas resolvió el 27 de febrero que Telmex debe separar la provisión de los servicios mayoristas relacionados con los elementos de la red local o de acceso, los enlaces locales y su infraestructura pasiva, con la creación de una persona moral que atienda en exclusiva a los competidores y al mismo Teléfonos de México. La nueva entidad tendrá órganos de administración y gobierno corporativo autónomos a los de Telmex; también con marca propia, plantilla laboral, domicilio fiscal, instalaciones, manuales de procedimientos y códigos de ética, entre otros, independientes a los de Telmex.

Teléfonos de México también deberá garantizar el arranque técnico, financiero y operacional de la nueva empresa. Telmex acató la decisión, pero al mismo tiempo dijo que combatirá la decisión del regulador en los tribunales.

De acuerdo con el documento y audio públicos de la sesión en la que el regulador aprobó el plan de separación funcional para Telmex, no se dejó abierta la posibilidad de que en tanto Teléfonos de México empieza con la escisión de su brazo mayorista, consiga la autorización para entrar al negocio del video o la TV de paga mexicana antes del 2020.

Uno de los asesores consultados por el regulador para este proceso, el europeo Frontier Economics, recomendó explotar la convergencia plena de los servicios que técnicamente puedan ser enviados por las redes de Telmex y también como incentivo para que el mismo agente económico preponderante (AEP) mantenga sus inversiones en infraestructura de fibra óptica y a la par busque el éxito de las medidas ordenadas con la separación funcional, según se lee en los documentos públicos.

“Dentro del proceso de discusión del plan de separación funcional se debió haber incorporado el tema de esta autorización para que el AEP pueda proveer todos los servicios que técnicamente su red permita. La incorporación de este tema hubiese sido estratégicamente correcta. Hoy, por ejemplo, el agente económico preponderante está obligado a instrumentar la separación en los términos planteados por el regulador, pero no hará más ni menos para que esta medida sea efectiva”, platicó Víctor Pavón-Villamayor, jefe en Oxford Competition Economics, firma de análisis que a su vez ha seguido de cerca el tema de la separación funcional.

“Si el tema de la autorización para proveer servicios convergentes -no sólo TV- hubiese sido parte de las discusiones y también parte del esquema finalmente aprobado, el propio AEP tendría hoy suficientes incentivos para asegurar que la medida de separación funcionase correctamente. En otras palabras, la aprobación de una ‘medida dual’ que incorporase la separación funcional y la autorización para la provisión de servicios convergentes, hubiese alineado los incentivos tanto del regulador como de agente económico preponderante”, añadió Víctor Pavón-Villamayor.

América Móvil y Telmex llevan más de una década con el interés de ofrecer un producto de video o TV en el mercado local, pero una cláusula del título de concesión de Teléfonos de México frena esa intención y ésta todavía se ve envuelta en un halo de indefinición ante el hecho de que el regulador aún debe esclarecer si Telmex, como agente económico preponderante, se benefició indebidamente de las medidas del must carry y must offer -retransmisiones de televisión abierta en plataformas de TV de paga-, luego de una alianza comercial con Dish.

AMX inclusive ha informado en sus reportes anuales a la SEC de los Estados Unidos, en 2016, que cuenta con una flota satelital con cobertura hasta la Patagonia por donde envía señales de televisión restringida a mercados de Centro y Suramérica con la marca Claro y lista para encender el switch cuando consiga el permiso para México, con la modificación a los títulos de Telmex.

A la fecha, Teléfonos de México oferta al usuario final un combo dos play entre telefonía fija e Internet de banda ancha, conexiones en su mayor parte por cables de cobre, 7,3 millones de cuentas de las 9,3 millones que atiende en total, según cifras de la autoridad reguladora reveladas en la sesión del 27 de febrero.

En México, la operadora Axtel es puntera en la convergencia de servicios, pues además de ofrecer un producto de televisión más Internet y telefonía, ahora va con el despliegue de una oferta de telefonía celular sobre la red de Telcel, el preponderante en las telecomunicaciones móviles.

Otros operadores como Izzi Telecom y Megacable crecen sus ofertas de triple play y el sistema de pago Sky ha iniciado su ingreso a ese mercado en alianza con su filial Blue Telecomm.

En la sesión del 27 de febrero, los reguladores reconocieron que Telmex enfrenta retos financieros y que el tema de la separación funcional supondría nuevos riesgos, según la página 10 del documento que contiene la versión estenográfica de ese día.  Telmex tuvo una pérdida neta anual de 2,909 millones de pesos en 2017 y de 1,763 millones en 2016, según sus reportes anuales a la Bolsa Mexicana de Valores.

La separación funcional de Telmex fue aprobada con cuatro de siete votos posibles de los reguladores y entonces la compañía tampoco solicitó la autorización de ingresar a la televisión al mismo tiempo de dar cumplimiento a esa otra obligación.

“En esta resolución pudimos haber contemplado un plan integral para la autorización de TV, sujeta al cumplimiento de los objetivos de la separación funcional. Así lo recomendó la OCDE y habría podido compatibilizarse con el requisito de mejores condiciones de competencia. Sin embargo, no se trabajó en ese sentido. Ni Telmex lo propuso, ni en el IFT se concibió un plan así, aunque en la resolución bienal abrimos la posibilidad muy claramente”, platicó la comisionada María Elena Estavillo, quien el 27 de febrero votó en contra de la separación funcional por haber hallado más elementos para avalar todo el proyecto presentado.

TEMAS


Telmex - Claro - Series de televisión