Usos que se dan a los recursos del Fondo Colombia y Paz

Colprensa Marcela Huertas dirigió el Fondo Colombia Sostenible hasta finales de marzo.

El valor administrado al 31 de diciembre fue $550.000 millones

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La semana pasada, el fiscal Néstor Humberto Martínez anunció que investigaría el manejo de los fondos destinados al posconflicto, administrados en el Fondo Colombia y Paz, creado con aportes de organismos internacionales como el BID, Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial, además de las donaciones de países que apoyan el proceso.

El fondo se creó en noviembre de 2015 con el Conpes 3850, y se compone de cuatro fondos, entre los que se está el Fondo Colombia Sostenible (FCS), centro de la polémica, pues a Marcela Huertas, su coordinadora, no se le renovó el contrato el pasado 20 de marzo.

Los gobiernos de Noruega, Suecia y Suiza enviaron una carta al Ministerio de Hacienda solicitando claridad conocer la gestión que se ha hecho de los dineros y sobre la salida de la funcionaria. El manejo de esta cuenta es de cerca de US$ 200 millones contando las donaciones.

Para manejar los recursos del fondo, para el cual se tenía previsto administrar $550.000 millones hasta el 31 de diciembre de 2017, se dispuso de fiducias. Desde este mes, Fiduprevisora como parte del Consorcio FCP, conformado por esta, Fiducoldex S.A. y Fiducentral S.A, es la gestora operativa de los recursos del Fondo. Antes, Fiducoldex era la fiducia principal.

Dentro de las funciones del fondo está el pago, por 24 meses, de una renta básica (90% de un salario mínimo mensual) y la Seguridad Social para los reincorporados; el apoyo a proyectos productivos por $8 millones por una única vez por cada iniciativa, y cumplir con las decisiones que se tomen en el Consejo Directivo, coordinado por el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo.

Además de la implementación para la JEP, el fondo se propuso para financiar iniciativas de la Agencia para la Renovación del Territorio, la Agencia Nacional de Reincorporación y la Agencia Nacional de Tierras, en las que han alertado demoras en el pago a los contratistas.

La polémica comenzó a girar en torno a la directora del Fondo Colombia y Paz, Gloria Ospina, cuestionada por la contratación del desarrollo de una plataforma (Siipo), en la que se publican los procesos e iniciativas a financiar a través del fondo. Este se encargó por $1.340 millones a Synersis S.A.S., en la cual Iván Fernando Cifuentes, compañero sentimental de Ospina, es director comercial.

La Contraloría indicó que Ospina presentó un informe de ejecución presupuestal para 2017 y 2018. En él, solo se da cuenta de los recursos entregados por Minhacienda, $44.493 millones.

TEMAS


Hacienda - Fiducias - Ministerio de Hacienda