Obra Santana-Mocoa-Neiva, en líos por demoras

El proyecto, que contempla una longitud de 447 kilómetros en total, fue adjudicado a mediados de 2015 a la concesionaria Aliadas para el Progreso,

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los líos de Carlos Alberto Solarte son cada vez mayores ahora que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) le dio un plazo de tres meses al concesionario Aliadas para El Progreso, del que hace parte, para que se dé el cierre financiero del proyecto de Santana-Mocoa-Neiva. De no ser así, autoridades y Mintransporte podrían iniciar la liquidación del contrato.

Aunque a hoy la Fiscalía General de la Nación no ha establecido los presuntos nexos del empresario Solarte con Odebrecht, a mediados de abril varios alcaldes del Huila le solicitaron al ministro de Transporte, Germán Cardona, y a la ANI acabar la concesión o buscar un nuevo contratista debido a incumplimiento de los tiempos en su fase de construcción.

El proyecto, que contempla una longitud de 447 kilómetros en total, variantes en los municipios de Campoalegre, Hobo, Gigante, Timaná y Mocoa, y la construcción de 1,97 kilómetros en nuevos viaductos, fue adjudicado a mediados de 2015 a la concesionaria Aliadas para el Progreso, en donde Carlos Alberto Solarte y sus firmas alcanzan una participación de 62% en las obras.

Pese a que en ese momento se aclaró que las obras iniciarían cuando se aprobara el primer cierre financiero, hoy, cerca de 20 meses después, los representantes, alcaldes y el gobernador dicen que aún no hay ningún avance en las obras. De hecho, según el periódico regional La Nación, al 8 de abril “Aliadas” tenía más de 20 procesos por incumplimientos.

“Para nadie es un secreto que la concesión tiene problemas financieros, a pesar de que se tuvo un cierre financiero, la realidad es que solo fue en el papel. Sin embargo, hoy los socios, de una manera responsable, están llamando a otras empresas que están interesadas en tomar la concesionaria para poder darle continuidad al proyecto”, aclaró días atrás Sergio Velásquez, gerente del concesionario Aliadas para el Progreso.

Es por eso que de no llegar a un acuerdo que les permita dar el cierre financiero de las obras, los Solarte y las otras empresas, que hacen parte del proyecto tendrían que buscar nuevos socios para continuar el desarrollo de la obra.

A esto se suma que, según Velásquez, la situación ya está en manos de la ANI y se están esperando a que si no se llega a conseguir un nuevo comprador se liquide el contrato.

Es importante resaltar que para el desarrollo del proyecto se destinó cerca de $1,6 billones, según la ANI.

Los otro proyectos de los Solarte

A pesar de que por ahora los entes oficiales no han anunciado la posible venta de participaciones de los Solarte en las obras 4G, LR estableció que este grupo empresarial estaría vendiendo también algunas participaciones en estos proyectos. Incluso, se conoció que en este momento se están avanzando en las conversiones para la posible venta de estos activos.

Entre las firmas interesadas en participar en proyectos de 4G están John Laing Capital Management (EE.UU.), Roadis (España), Globalvía (España), Marubeni Corporation (Japón) y Abertis (España), entre otras.

TEMAS


Construcción - Grupo Solarte - Costos de construcción - Avance de las 4G - Vías 4G - Neiva