El contrabando de carne de res representa 11% del consumo interno del país

Las cabezas de ganado ilegales podrían costar $400.000 millones anuales según Fedegán

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Desde que se recrudeció la crisis en Venezuela, el contrabando de carne y ganado ha sido una constante en Colombia, lo que ha causado problemas sanitarios y de precios. Además, según estimaciones basadas en datos de Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), estarían representando 11,07% del consumo interno.

De acuerdo con el gremio, el consumo per cápita de carne de res el año pasado en Colombia fue 18,1 kilogramos, por lo que es la carne más consumida después de la de pollo (32,8 kilos por persona). Esto quiere decir que en el país se consumen unas 900.000 toneladas de esta proteína al año.

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, estima que entre 200.000 y 250.000 cabezas de ganado atraviesan ilegalmente la frontera, lo que podría valer en el mercado nacional cerca de $400.000 millones.

Considerando que la mayoría de este ganado de contrabando es de la raza cebú, por lo que en promedio pesan 500 kilogramos, se podría calcular que anualmente al país entran ilegalmente 100.000 toneladas de carne, lo que equivale a 11,07% del consumo interno.

Ante la dimensión de esta situación, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) se unió al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento (Invima) y a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) para implementar puestos de control que permitan combatir el contrabando.

Entre enero y julio de este año, han aprehendido 86,12 toneladas de carne, equivalentes a $955 millones según el avalúo de la Dian. También han confiscado 565 cabezas de ganado, lo que equivale a $691 millones según el mismo avalúo.

Vale la pena destacar que, durante 2017, se confiscaron 201,76 toneladas de carne y 1.618 unidades de ganado. Lo aprehendido hasta julio de este año representa 43% de los kilogramos incautados el año pasado así como 35% de las unidades de ganado.

El Brigadier General Juan Carlos Buitrago, director de Polfa, reportó que con corte al séptimo mes del año, se desmantelaron estructuras criminales como Pegaso, los Herreros y los carneros. Entre estos tres grupos traficaron productos por $124.177 millones.

“Estamos desvelando esas conexiones que parecían invisibles y atacando a las organizaciones criminales a través de una cooperación interinstitucional efectiva, con el propósito de interrumpir todos los eslabones del fenómeno del contrabando”, resaltó.

Aunque parezcan pequeños, para Adriana Botero, directora ejecutiva de la Asociación Beefmaster, los esfuerzos de las autoridades y de los gremios de carnes, quienes se han unido para denunciar a los traficantes y compartir información, sí han frenado el contrabando, que parece no haber aumentado respecto a 2017. “Los precios se han mantenido estables, lo que indica que no hay una sobre oferta. Incluso, en algunas ciudades el precio por kilo ha aumentado entre $100 y $200”, mencionó.

LOS CONTRASTES

  • José Félix LafauriePresidente de Fedegán

    “Prácticamente todo el ganado de contrabando proviene de Venezuela y hace falta muchísimo para mejorar la situación”.


  • Juan Carlos BuitragoDirector de la Policía Fiscal y Aduanera

    “Estamos desvelando esas conexiones que parecían invisibles y atacando a las organizaciones criminales a través de la cooperación”.

Además de la sobre oferta de productos y de la caída de precios que esta puede causar, otra de las preocupaciones de los ganaderos respecto al ingreso de ganado proveniente de Venezuela es la propagación de enfermedades, que no solo causa problemas sanitarios, sino que también afecta el comercio.

“Es bien sabido que en Venezuela la ganadería no tiene control y no se vacunan las reses. El ganado proveniente de ese país fue el que provocó la crisis por aftosa de hace un año. Es la hora y todavía hay regiones del país que no están libres de esta enfermedad”, explicó el ganadero César Echeverri, quien agregó que esto ha causado pérdidas para el sector porque se han cancelado ferias y se ha dejado de mover ganado.

La aftosa también afectó el comercio exterior, pues varios mercados internacionales vetaron la carne colombiana. Entre estos están países de Medio Oriente, que se cambiaron al mercado brasileño.

A pesar de los esfuerzos para combatir el contrabando y mejorar el comercio del sector, Lafaurie considera que aún falta mucho por hacer.

Cabezas de ganado sacrificadas
Si se compara el número de reses que se estima que ingresan al país de manera ilegal cada año (200.000) con las que se sacrificaron el año pasado (3,39 millones), el ganado de contrabando representa 5,9% de los vacunos que se consumen. De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en 2017, 3,29 millones de las vacas son para consumo interno, mientras que 106.858 son exportadas. En cambio, en 2016, se sacrificaron 3,63 millones de cabezas de ganado vacuno. De estos, 3,5 millones fueron para consumo interno y 133.738 se destinaron al mercado internacional. El sacrificio de este tipo de ganado cayó 6,6%.

TEMAS


Ganado - Consumo de carne - exportación de carne - Fedegán