Contraloría encontró inconsistencias al auditar contratos de la Cancillería

Diana Arrieta Marín - darrieta@larepublica.com.co

La Contraloría General de la República realiza una auditoría gubernamental a la gestión, resultados y estados contables del Ministerio de Relaciones Exteriores y Fondo Rotatorio del mismo, que hace parte del ejercicio económico que culminó el 31 de diciembre de 2011.

LR tuvo acceso a uno de los documentos que envió el ente de control a la Cancillería, con fecha del 30 de mayo de 2012, firmado por Ligia Helena Borrero, delegada para la Gestión Pública e Instituciones Financieras de la entidad. Éste va dirigido a María Margarita Salas, secretaria General de la Cancillería y en el se da a conocer que según la evaluación del Sistema de Control Interno Contable se le otorgó una calificación de 2,1.

'Lo cual, de acuerdo a los parámetros establecidos para la calificación, se considera que es ineficiente, lo que indica que no otorga plena confiabilidad a la organización en el manejo de los recursos y del proceso contable, debido a debilidades en la utilización y clasificación de las cuentas y subcuentas, inconsistencias en la información y a la no discriminación de terceros en el sistema de información Siif II', señala el documento.

La Contraloría sostiene sobre los estados contables del Ministerio de Relaciones Exteriores que 'al 31 de diciembre de 2011 el saldo de la cuenta Propiedad Planta y Equipo por $37.524 millones presenta incertidumbre a causa de debilidades en el manejo y seguimiento de mecanismos de control interno, como se evidencia al presentarse incoherencia entre los valores y cantidades reportadas en el aplicativo Sise, que a su vez generan inconsistencias del inventario con lo reportado en el Siad, el cual es el insumo para revelar estados financieros confiables en lo referente al inventario. Así mismo, la Oficina de Control Interno señala carencia de etiquetas en los bienes de algunas misiones'.

Otra carta a la que pudo acceder este medio y que también se dirige a la Secretaria General de la Cancillería, radicada el pasado 15 de junio, dice que revisados líos de 43 contratos seleccionados, en la muestra se pueden ver deficiencias en los estudios previos, que hacen referencia a aspectos como: presupuestos, cálculos y costos asociados a contratos.

En este documento se habla sobre un contrato de entrenamiento para funcionarios que se hizo sin licitación y que fue firmado por el embajador en México. Sobre el asunto se descubrió que dichas capacitaciones se llevaron a cabo realmente en Colombia, además, de acuerdo al monto lo pertinente era hacer una licitación en vez de una contratación directa en el país.

A su vez, se encontraron presuntas irregularidades ocurridas en la rendición de cuentas en la Misión Diplomática de Pretoria, Sudáfrica, porque se reportaron US$43.428, 19 que no fueron reembolsados por el embajador por concepto de devolución de impuestos de 2009.

Aún se lleva a cabo el proceso

De acuerdo con la Contraloría General hasta el momento sólo se ha auditado la parte Financiera y Contable de la Cancillería, posteriormente vendrá la auditoría de gestión, de acuerdo al programa general de auditorías que tiene la Contraloría para el año 2012. Esta se trata una auditoría regular que se hace anualmente.

TEMAS


Colombia - Contraloría