“Conviene que la tasa de cambio sea de $3.000”: José Antonio Ocampo

El codirector del Banco de la República dijo que en su opinión personal la reforma pensional debería modificar la edad.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

El desplome de la lira turca, que en lo que va de año ha caído más de 40% frente al dólar, ha golpeado a las principales economías emergentes que han visto cómo sus monedas se depreciaban por efecto contagio. En Colombia, estas mismas presiones alcistas han llevado al dólar a superar la barrera de los $3.000 por primera vez en el año. Sin embargo, para el codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, esta tasa de cambio no es una preocupación, pues beneficiaría al sector exportador.

¿Podemos decir que la economía ya tocó fondo?
Sigue en un proceso de recuperación. Para el segundo trimestre de 2018, esperamos que el crecimiento del PIB sea de 2,6%, todavía por debajo del potencial, que está en el orden de 4%. Hasta que no lleguemos a ese nivel, no podremos decir que la economía se recuperó.

¿Qué sectores jalonarán el PIB y cuáles están más rezagados?
Lo que más destaca es la mayor recuperación de la manufacturera y el crecimiento más lento del sector agropecuario. Del otro lado, el sector más rezagado sería el de la construcción, que todavía no tiene cifras positivas. Para 2018, esperamos un crecimiento de 3,7% y para 2019 somos más optimistas, con una proyección de 4%.

Viendo que estamos creciendo por debajo del potencial, ¿hay más espacio para reducir tasas?

Lo más probable es que las mantengamos en 4,25% porque hemos llegado a un nivel que es bastante favorable para la recuperación económica y que ha sido consistente con la baja de la inflación.

¿Cómo ha sido la transmisión de la reducción de la tasa de interés?
Los créditos comerciales, sobre todo los preferenciales, han sido los más favorecidos. Incluso, han bajado más que la tasa de interés. Y los que menos son los de consumo. Sin embargo, este año hemos comenzado a ver una reducción sistemática.

En materia de inflación, ¿les preocupa El Niño, que se espera en el segundo semestre?
Estos fenómenos siempre le pegan a la inflación de alimentos. De todas las maneras, las últimas cifras fueron más optimistas de lo que se esperaban los técnicos. Tendremos que esperar, pero no creo que haya posibilidad de un choque duro. Todas las previsiones que tenemos indican que estaremos por encima de 3% este año y que el IPC tendería a bajar nuevamente en 2019.

¿Les preocupa la subida que viene teniendo el dólar por la crisis turca, podría tener efectos inflacionarios?
No, creo que tiene un efecto relativamente moderado, pero sí me preocupa que haya una agitación externa más compleja. El tema de cómo los mercados han asediado a Turquía es un tema nuevo. Esta crisis ha arrasado al grueso de las economías emergentes. En América Latina, ha golpeado a Argentina, pero las monedas de México, Colombia o Chile han tenido una depreciación moderada. A mí, que la tasa de cambio sea $3.000 o $3.100, incluso, me parece conveniente para consolidar, sobre todo, lo que a mi juicio es el punto más importante para tener un crecimiento estable que es la diversificación de la canasta exportadora colombiana. Ese ha sido un elemento que nos ha faltado en el pasado.

La reforma tributaria que plantea el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, busca reducir la carga tributaria que pagan las empresas, ¿cómo está la tributación colombiana en comparación con la región?
Los anuncios de Carrasquilla han sido positivos. Ha reconocido que no se puede arriesgar mucho en materia fiscal, se necesita aumentar los recaudos y reducir la evasión. Yo personalmente nunca he creído que la tasa efectiva de las empresas sea de más de 50%, además está reducida por los beneficios tributarios. Los técnicos del Banco han estimado que la carga efectiva corporativa es de 21%. Pero la pregunta es con qué se va a compensar esta rebaja.

¿Se debería ampliar la base tributaria, es decir, las personas que presentan declaración de renta?
Eso será un debate político. Hay margen para aumentar los impuestos de las personas naturales de altos ingresos.

¿Cuál debería ser la columna vertebral de la próxima reforma pensional?
El debate más complejo es el de la edad. En mi opinión personal, cualquier reforma debe aumentar la edad para que la gente pueda pensione. Hay que poner edades compatibles. También debe ser un sistema de pilares, de solidaridad y de ahorro pensional. Personalmente, pienso que hay más consenso del que se cree.

¿Qué repercusiones podría tener la caída de la inversión extranjera que vimos en el primer semestre del año?
Yo no creo que las cifras de inversión extranjera sean malas, sino que no han sido muy buenas. Son más bajas que el año pasado, que fueron extraordinarias en gran parte por las multas que se les puso a las empresas telefónicas que tuvieron que capitalizar sus empresa en Colombia, pero la inversión extranjera en Colombia sigue siendo alta. De hecho, está financiando virtualmente todo el déficit de cuenta corriente.

TEMAS


codirector - Banco de la República - Emisor - Dólar - Lira turca - Petróleo - Déficit fiscal - Reforma Tributaria