“Creemos en la viabilidad ambiental de La Colosa”: Rafael Herz de Anglo Gold Ashanti

María Gladys Escobar - mescobar@larepublica.com.co

La compañía Anglo Gold Ashanti avanza con los trabajos de exploración de la mina La Colosa, considerado uno de los yacimientos de oro más grandes del mundo, y según el presidente de la firma en Colombia, Rafael Herz, donde es posible hacer un proyecto viable tanto social como ambientalmente.

Para Herz los cambios institucionales del sector pueden llevar a que proyectos como los de La Colosa se desarrollen en la medida en que se de mayor claridad a las normas y una mejor dirección al sector. En general, en este proyecto minero, cercano al municipio de Cajamarca, se han invertido US$280 millones y se espera que se destinen por lo menos otros US$3.500 millones más.

¿Cómo ve los cambios institucionales del sector minero?
En este momento los cambios institucionales son positivos y se ha fortalecido la capacidad con la creación de la Agencia Nacional Minera, el Viceministerio de Minas y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales. Lo que viene es trabajar principalmente en las reglamentaciones y regulaciones que permitan principalmente dos cosas: primero estabilidad para el sector porque no solo se han dado muchos cambios sino que continuarán con el nuevo Código de Minas y el tema de compensaciones ambientales. Lo que se necesitan son reglas de largo plazo para desarrollar el sector.

¿En qué van los estudios de la mina La Colosa?
Los estudios se dividen en dos etapas que son los de prefactibilidad y los de factibilidad. La primera etapa se culminará a finales de 2013 y si se aprueba la viabilidad inicial se continuaría con el proceso que es el diseño de una alternativa para llevarlo a cabo, lo cual se definiría a mediados de 2015. Esto quiere decir que la fase exploratoria se demora por lo menos tres años y medio a cuatro más.

¿Cómo está la relación de la empresa con Cortolima?
Lo primero que hay que aclarar es que la empresa tiene un pleno respeto por la necesidad de fiscalizar de la autoridad ambiental regional y ese es el papel de Cortolima. Lo que si creemos es que en ese relacionamiento con la autoridad ambiental se necesita mucho diálogo, en especial si se trata de un proyecto de esta naturaleza porque hay que escuchar mutuamente los requerimientos. Lo segundo es que las decisiones en este proyecto se deben tomar de acuerdo con los requerimientos técnicos y seguramente a todos nos va ir mejor y me refiero a la autoridad, la empresa y el país.

¿Qué vislumbran en cuanto a la parte ambiental, qué es lo más crítico del tema?
Nosotros estamos convencidos que este proyecto tiene viabilidad ambiental y eso es lo que esperamos mostrarle en su debido tiempo a la comunidad. Primero nos vamos a convencer a nosotros mismos con los estudios que permitirán tener todos los conocimientos técnicos que recopilaremos durante la exploración.

¿Los altos precios del oro justifican las altas inversiones que están haciendo?
Cuando uno analiza un proyecto aurífero no tiene en cuenta los picos ni las caídas de los precios, sino las perspectivas de largo plazo. En este momento no se sabe si es viable económicamente hasta que se tengan los estudios de factibilidad.

¿Cómo van los acercamientos con la comunidad de Cajamarca?
Este tema es extremadamente importante para la compañía porque una de las principales condiciones es que el proyecto mejore las condiciones del entorno. Hemos realizado programas importantes en Cajamarca que han beneficiado a más del 75% de la población de manera directa o indirecta.

¿Qué esperan después de todos estos programas sociales?
La respuesta de la comunidad no depende sólo de los programas sociales, sino del proyecto mismo y eso es lo que les mostraremos una vez estén listos los estudios para que tomen la decisión.

La compañía explora en varios departamentos
Anglo Gold Ashanti tiene otros proyectos en Antioquia, Nariño, el Cauca y Caldas, aunque para Rafael Herz el más avanzado es el de Gramalote en cuanto a que tiene presupuesto propio y porque se estima que tiene recursos importantes, aunque es más pequeño que La Colosa. El caso de Gramalote también se encuentra en fase de exploración pero tiene buenas perspectivas porque se encuentra en una zona minera sin mayores inconvenientes. La compañía aún no tiene minas en producción en el país, pero confía en que los próximos años pueda desarrollar algunos de sus proyectos exploratorios.

La opinión

César Díaz Guerrero
Director de la Cámara de Minería

'El país necesita avanzar en los grandes proyectos de exploración de minas de oro para poder definir cuáles son los alcances de las riquezas antes de entrar a combatirlos sin argumentos'.