DNP espera que el índice de pobreza de 2017 se ubique en 17,8%

Luis Fernando Mejía, director DNP en el seminario Subsidios y eficiencia del gasto en la U. de Los Andes. DNP

Entidad sostiene que se necesita revisar el método de asignación de subsidios

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Hoy se presenta la cifra de pobreza multidimensional correspondiente al año pasado. El país ha mantenido una tendencia decreciente desde 2010, cuando este índice se encontraba en 30,4%, hasta llegar a 17,8% en 2016.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), esto significa que el país pasó de tener 13,71 millones de personas en condición de pobreza multidimensional en 2010 a 8,58 en 2016, lo que equivale a una reducción de 5,13 millones de personas en ese periodo.

LOS CONTRASTES

  • Edgardo Maya VillazónContralor General de la República

    “Necesitamos transparencia, eficacia y eficiencia en el gasto público, estos subsidios están destinados a romper inequidades sociales y no se está logrando su cometido”.


  • Luis Fernando MejíaDirector del DNP

    “La medición de pobreza más importante que ha trabajado este Gobierno es la medición de la pobreza multidimensional, que es la estructural”.

El director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Fernando Mejía, dijo ayer, tras un seminario en la Universidad de los Andes sobre subsidios y eficiencia del gasto público, que espera que en el reporte de hoy la cifra se mantenga en 17,8%.

“La meta que está planteada en el Plan Nacional de Desarrollo para este año es de 17,8%, recordemos que la pobreza estaba en 30% hace ocho años. Ya cumplimos esa meta en 2016, tuvimos una tasa de pobreza de 17,8% y esperamos que este jueves la noticia sea de una continua reducción de la pobreza multidimensional”, indicó Mejía.

Este índice de pobreza corresponde a la medición relacionada con las condiciones socioeconómicas de los hogares, el acceso a la vivienda, el mercado formal, entre otras variables, y parte fundamental de los esfuerzos estatales que se desarrollan con el fin de disminuirla tienen que ver el Régimen de Subsidios.

Según un estudio presentado por el DNP en el evento, en 2015 el gasto en subsidios sociales fue de $71,8 billones en ese año, 9% del PIB. Desde el año pasado, la entidad, en conjunto con el Ministerio de Hacienda, vienen trabajando en un proyecto de ley que busca regular la política de gasto público en subsidios, en la que también se plantean normas presupuestales y de procedimiento para su asignación. Aún le faltan tres debates en el Congreso.

“Uno de los artículos de la reforma que estamos proponiendo para subsidios plantea la importancia de poder cruzar la información de los estratos socioeconómicos con el Sisben, porque detectamos que hay personas ricas que a quienes les están llegando subsidios de servicios públicos”, explicó Mejía.

Es precisamente en este punto donde ha habido mayor avance, pues los colados del Sisben son uno de los rubros a los que el sistema destina fondos.
Dentro de los principales avances que resaltó fue que entre septiembre de 2015 y diciembre de 2017 se redujeron en 543.000 los registros de verificación del Sisben. Así mismo, 457.000 personas fallecidas que seguían obteniendo subsidios cuando se inició la depuración de la base de datos ya no hacen parte del sistema y a la fecha, según Mejía ya no queda ninguna persona fallecida en el sistema.

Sin embargo, aún hay temas que necesitan revisarse en el proyecto de ley. El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, alertó sobre cómo llegan los recursos tanto del Sistema General de Participaciones ($35 billones) como del Régimen de Subsidios ($75 billones), pues según el jefe del organismo, estos montos “no están siendo bien manejados”.

“Son dos renglones muy importantes que tienen las sumas de inversión del Estado más altas. Es en primer lugar, el Sistema General de Participaciones, que son dineros destinados a salud, educación, saneamiento básico y agua potable; y ahora el régimen de subsidios. Esto quiere decir que el Estado está gastando $110 billones en estos renglones, que van a actividades en donde hay un régimen subsidiado”, explicó Maya.

Finalmente, el Contralor pidió más eficacia, eficiencia y transparencia en el gasto público, y aseguró que “es necesario que se adopte un método de verificación del gasto público”.

Trabajar sin los recursos petroleros
El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que debido a la falta recursos provenientes del petróleo (comparado con 2013, cuando los ingresos de este rubro alcanzaron su pico y se ubicaron por encima de 3% del PIB), es necesario revisar cómo hacer que los programas sean más eficientes. Para ello, el jefe de cartera propuso revisar en las diferentes regiones cada evaluación de impacto para ver qué tan efectivos han sido con el aprovechamiento de los recursos y definir su distribución.

TEMAS


Contraloría - Subsidios - DNP - Ministerio de Hacienda - Universidad de los Andes