Efectos de la crisis europea en las bolsas mundiales

Orlando Santiago

El 2012 ha sido un año complejo, donde en medio de tanta volatilidad, malas noticias y amenazas para la economía global, los mercados han actuado de manera coherente pues se han presentado movimientos ‘sensatos’ en todos los índices bursátiles globales donde cada uno de ellos sin desconocer el entorno internacional ha evolucionado de manera lógica a sus propios fundamentales.

Para comenzar debemos recordar que en 2011 la crisis del euro ya había comenzado y Portugal, España y Grecia ya eran una gran amenaza para los mercados.

En medio de rescates y ayudas del Banco Central Europeo, de a pocos comenzó Grecia a mostrar cada vez mas sus profundos problemas económicos que llevaron al país de mostrar dificultades en su economía a evidenciar la posible quiebra de esta nación lo cual profundizó los temores sobre la salud económica de la región en medio de un constante apoyo de Francia y Alemania, que lideraron los paquetes de ayuda que Grecia ha recibido hasta el momento y que tienen por objetivo mantener la confianza y solidez del euro en el mundo.

Mientras las preocupaciones avanzaban, las firmas calificadoras de riesgos otorgaban calificaciones de bonos basura a muchos valores públicos y privados en Grecia, lo cual venia acompañado de rebajas en notas de crédito y calificaciones de deuda en casi todos los países de la región.

Adicionalmente se comenzaron a ver variaciones de PIB negativas donde varios países se declararon en recesión técnica y económica acompañados de graves deterioros de indicadores macro en buena parte de la zona Euro. La situación parecía difícil pero no imposible para un BCE que se había jugado todas sus cartas en el objetivo de sacar adelante cualquier economía que estuviera dentro de su bloque en particular Grecia, que tuvo que implementar un plan de ajustes que no fue bien recibido por sus ciudadanos por la gran cantidad de recortes que esto le significaba a la población pero que era un paso casi obligatorio para que Grecia contara con el respaldo Europeo y de esta forma evitar la quiebra.

Las cosas trataban de avanzar de manera tortuosa hasta abril y mayo donde se comenzaron a conocer resultados electorales de primarias en Francia y Grecia donde las ideas socialistas comenzaban a ganar terreno y en particular en Francia donde el nuevo Presidente ha mostrado diferencias con las constantes intervenciones de Francia en un problema que compromete sus recursos y que en opinión del nuevo gobierno va en contra de los intereses locales.

Pero la situación no podía ser peor cuando se conoció que en Grecia tomaron fuerza movimientos que se muestran en contra del plan de ajustes al que fue sometido el país y que han promovido sus campañas con ideas populistas y jugando con la realidad económica de un país que se encuentra en la orilla del precipicio. De esta manera el euro logró caer de niveles de 1,29 a finales de 2011 a niveles de 1,25 a hoy, lo que significa una caída del euro de 3,1% y refleja cómo el dólar ha actuado como refugio en los mercados de divisas.

En respuesta a la preocupación por el menor ritmo de crecimiento económico global, los precios de las materias primas también han cedido y muestra de ello es la caída en el precio del petróleo en su referencia WTI que ha caído cerca de 16,7%.

De esta forma Portugal, Grecia y España lideran las desvalorizaciones en la región europea con variaciones de -41% -28% y -23% respectivamente.

Por su parte Francia cae levemente -3,5% en respuesta a los temores del mercado por las diferencias que tiene el nuevo gobierno sobre la participación de este país en los problemas de la región. Alemania avanza +4.4% porque dentro de los países de la región es el que ha mostrado cifras económicas mas aceptables. Cruzando el Atlántico observamos un Dow Jones con una valorización leve de +2,90% luchando contra ese difícil entorno internacional que afecta de manera muy contundente su economía y donde la crisis europea pasa su cuenta de cobro en respuesta a los fuertes lazos comerciales de Estados Unidos con la zona euro.

Por último vemos en la región suramericana como Brasil refleja una variación de -3.2% en respuesta a su alta exposición económica con Europa en comparación a otros países latinoamericanos como Chile, México y Colombia que muestran avances de +2,5% , +0,44% y +9,7% respectivamente, dejando claro que en las últimas 3 semanas estos mercados han recortado en mas de un 50% las ganancias que venían experimentando en sus mejores momentos del 2012.