El área de cultivos ilícitos es cinco veces Medellín

El rendimiento por hectárea es mayor al del café o al del cacao

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Una de las deudas del actual Gobierno fue la lucha frente a los cultivos ilícitos. Aunque se han implementado múltiples estrategias, los resultados arrojan una expansión en el área cultivada y la productividad de la hoja de coca.

El más reciente reporte de la Oficina de la Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (Ondcp), dio cuentas de una cifra récord en los cultivos, llegando a cerca de 209.000 hectáreas. El crecimiento frente al área cultivada en 2017, según este documento, fue de 11,1%.

Proporcionalmente, esta extensión del territorio dedicada a actividades ilícitas se puede equiparar con más de cinco veces el área de Medellín, que tiene una extensión cercana a las 38.000 hectáreas o, incluso, más de tres veces el tamaño de Cali, que suma aproximadamente 61.900 hectáreas.

Según Vicente Torrijos, profesor emérito de Ciencia Política de la Universidad del Rosario, esta situación “es consecuencia de la complacencia y privilegios concedidos a las Farc por el Gobierno”, lo que fortaleció esta industria ilegal.

“El narcotráfico ha desarrollado unas técnicas de cultivo, de procesamiento, que logran una altísima productividad en menores espacios territoriales, también ocultan la hoja para que no sea detectable”, dijo Torrijos, lo que puede llevar a que la cifra incluso sea más alta de lo que registran las autoridades.

La posición del Gobierno dista un poco y, como recogió el presidente Juan Manuel Santos, “tampoco nos pueden pedir que acabemos con el negocio de la noche a la mañana, mientras los consumidores siguen consumiendo y siguen ahora legalizando el consumo de muchas de las drogas que se están produciendo”.

Adicional al área cultivada, otro factor que se debe tener en cuenta es la producción, también creciente, en línea con el área dedicada. En 2017 hubo un aumento de 19%, pasando de 772 toneladas a 921 toneladas.

De acuerdo con el Observatorio de Droga del Ministerio de Justicia, “el promedio es de cuatro cosechas por año y el rendimiento promedio anual de hoja de coca es de 4.800 kilogramos (4,8 toneladas por hectárea) al año”.

Este rendimiento es similar al de productos fundamentales para la canasta familiar. La hoja de coca alcanza la misma producción por hectárea que el arroz y es muy superior a la del café (1,06 toneladas por hectárea) o el cacao (0,5 toneladas por hectárea).

A pesar de este panorama, MinJusticia ha establecido que “si se analiza el mercado global de la droga, los cultivadores solo reciben 1,4% de los ingresos totales de la cocaína de todos los niveles del tráfico”, aunque los precios de la hoja se han mantenido estables en los últimos dos años.

Para el profesor Torrijos, “los grupos ilegales se sienten con luz verde para seguir con esta práctica. Por eso hay que dar el debate de qué tan lejos se puede ir con la conexión del delito político y el narcotráfico.

A pesar de estas condiciones, a primera vista desfavorables para el Gobierno, otras voces tienen una perspectiva optimista, El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ha dicho que “en 2023 Colombia debería tener la mitad de los cultivos ilícitos en hectáreas que tenemos hoy”.

Trump y Duque marcaron temas en su agenda

Antes de conocerse este informe sobre el aumento en las actividades ilícitas, el presidente electo, Iván Duque, tuvo una llamada telefónica con el de Estados Unidos, Donald Trump. Según un comunicado de la Casa Blanca, Trump “habló con el nuevo presidente de Colombia y lo felicitó por su reciente victoria electoral”. En la charla se destacó la “sólida asociación entre nuestros dos países y discutió los desafíos de seguridad que enfrentará el nuevo gobierno”.

TEMAS


Agro - Cultivos ilícitos - cocaina - Ministerio de Defensa - Ministerio de Justicia - Juan Manuel Santos