El bajo precio internacional motivó el aumento de 44% en importaciones de cacao

Margarita Matías

La evidente caída en el precio internacional del cacao sería una de las principales razones que habrían motivado un aumento de 44,2% en las toneladas importadas del grano y sus preparaciones al término del primer trimestre del año.

Según el Dane, entre enero y marzo entraron al país 5.077 toneladas, frente a las 3.521 toneladas de igual periodo en el 2011.

En dólares, el aumento fue de 37%, al pasar de US$15,2 millones a $20,8 millones este año.

Según conocedores del tema, ese incremento, además de reflejar la oportunidad que está aprovechando la industria nacional, demuestra que las quejas de los cacaocultores tienen justificación, pues esa reducción considerable en los precios internos se acentúa con la creciente entrada de este alimento de países como Ecuador y Perú, que entre otros factores, no tienen la misma calidad en sabor y aroma que el colombiano.

Para el presidente de la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), José Omar Pinzón, 'traer cacao de afuera teniendo aquí es una falta de responsabilidad social de parte de quien hace las importaciones'.

Según el dirigente gremial, frente al aumento de la producción que ha registrado el sector, lo correcto sería controlar mucho más las importaciones del grano.

'La industria está abastecida de cacao de Perú y Ecuador, y eso es preocupante porque estamos en una época de malos precios', señaló Pinzón, para quien la imperfección del mercado interno, en el que son muchos los vendedores y pocos los compradores, ha llevado a que los industriales hagan uso de esa posición dominante.

Vale la pena tener en cuenta que el aumento que se registra en las importaciones también encierra otra serie de productos terminados, lo que no necesariamente afecta a los productores locales.

Según el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, los grandes compradores se aprovechan de los movimientos disidentes que han venido amenazando la institucionalidad de Fedecacao para manejar aún más los precios. 'La industria trae productos de afuera para de alguna forma amenazar a los pequeños productores de que no les van a comprar. Esa es una práctica de todos los sectores', dijo.

Crisis que originó el problema de institucionalidad
La caída en los precios del cacao en los últimos meses generó una crisis de institucionalidad al interior del gremio cacaocultor. Según voceros que están en contra de Fedecacao, el gremio ha tenido malos manejos de dineros y no ha hecho presencia ante el Gobierno para que cambie su situación. A estas acusaciones, el presidente de la Federación, José Omar Pinzón, señaló en su momento que esas acusaciones no son ciertas, por cuanto las mismas entidades del Estado han evaluado y calificado con buen desempeño las actuaciones durante años. Recientemente el Ministerio de Agricultura anunció que adelantará una auditoría externa al Fondo Nacional de Cacao para verificar cómo ha sido el manejo de los recursos que allí se administran.