El Banco de la República mantendría inalterada la tasa en 5,25% en la reunión de abril

Reuters

El Emisor no modificaría su tasa de intervención durante su reunión del 30 de abril, al permanecer controladas las expectativas de inflación, pronosticaron de manera unánime los analistas consultados en un sondeo.

De cumplirse el pronóstico de los expertos, se trataría de la segunda pausa consecutiva de la tasa de interés de referencia, que entre febrero del 2011 y el mismo mes de este año incrementó en nueve ocasiones en un total de 225 puntos base.

El Banco de la República mantendría estable su tasa de interés tanto por la calma en materia inflacionaria, como por cautela en medio de la incertidumbre sobre la salud de la economía mundial y su eventual impacto en la actividad local.

"Se espera que se le dé continuidad a la decisión del mes pasado, mantenemos la percepción de que la tasa permanezca estable en la medida en que las expectativas de inflación están  contenidas y que el sector externo sigue siendo una preocupación", dijo Carlos Torres, director de estudios económicos de la correduría Asesores en Valores.

En un sondeo del Banco Central de mediados de abril, las expectativas de inflación para este año cayeron a 3,27%, desde el 3,4% de la encuesta previa, acercándose al punto medio del rango que estableció como meta la autoridad monetaria, de entre 2% y 4%.

"En la medida en que no hay riesgo de inflación, la junta (del banco) no tiene afán en hacer un ajuste en su tasa", opinó el analista Daniel Lozano, de la firma Serfinco.

¿Medidas adicionales?
En tanto, 23 de los 30 analistas consultados descartaron que el Emisor adopte medidas adicionales en materia monetaria o cambiaria.

"Se podría aprovechar la coyuntura externa por el escenario político en Europa, que va a generar que el peso por lo menos se mantenga estable, y con eso el banco no se va a premeditar con algún tipo de decisión", agregó Torres.

El peso acumula una apreciación del 8,7% en lo que va de 2012, una de las mayores alzas a nivel global, lo que ha generado malestar entre los industriales y exportadores, que se ven afectados porque reciben dólares por sus ventas externas pero pagan los costos de producción en moneda local.

"Van a seguir con las compras actuales de dólares, el Banco (Central) no va a adoptar nada en materia cambiaria hasta tanto la revaluación no les afecte la inflación, siempre va a primar el tema de la inflación así los gremios pidan medidas", dijo Yenny Aguirre, analista del área de investigaciones económicas de la firma Dann Regional, en Medellín.

No obstante, cinco analistas estimaron que el organismo podría tomar alguna medida de intervención para suavizar el ritmo de apreciación del peso o para desestimular el dinamismo del crédito, una de las principales preocupaciones del Banco Central.    

Dos de los consultados se abstuvieron de opinar.

"Seguimos apostándole a alguna medida macroprudencial (encajes) y esperamos también que la discusión se centre más en la tasa de cambio, por lo que no descartamos alguna medida cambiaria, probablemente una mayor compra de dólares", opinó Marisol Torres, analista del financiero Grupo Helm.

Mientras, la mayoría de los analistas proyectó que la tasa de interés del Banco Central cerrará este año entre 5,5% y 5,75% y el 2013 entre 5,5% y 6%.

TEMAS


Banco de la República