“El cigarro electrónico no debe ser regulado como el cigarro normal”

El presidente y fundador de Pro-Vapeo, el físico Roberto Sussman, señaló que los cigarrillos electrónicos deben tener una regulación diferente a la normatividad que existe actualmente sobre el cigarrillo en los países de la región.

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

En el marco del Foro Global de Nicotina, que se realiza en Varsovia, el presidente y fundador de Pro-Vapeo, el físico Roberto Sussman, señaló que los cigarrillos electrónicos deben tener una regulación diferente a la normatividad que existe actualmente sobre el cigarrillo en los países de la región.

“El cigarro electrónico no debe ser regulado como el cigarro normal. Hay razones de tipo médico, porque no representan el mismo riesgo. El cigarro normal es considerado un riesgo, pero el cigarro electrónico tiene una toxicidad mínima y no tiene ese mismo riesgo, ni para el usuario ni para los que lo rodean. Por eso no puede ser regulado como un producto tóxico”, agregó Sussman.

El experto también resaltó que desde el punto de vista económico, ponerle impuestos altos al cigarro no es una buena idea porque se estimula el mercado negro. Además, “este mercado es muy distinto al del cigarro tradicional. Es un producto único que venden grandes empresas. Aquí tenemos toda una gama de productos, con una variedad de fabricantes. El mercado es muy diferente, emergente y no esta establecido. La regulación debe comprender esta diferencia de mercados”.

En cuanto a una propuesta para esta regulación, Sussman señaló que se debe considerar como un producto de consumo masivo, por lo que solo se le debe aplicar el impuesto al valor agregado (IVA, en el caso de México y Colombia). Y además, destacó que la regulación alrededor de los productos relacionados con cigarrillos electrónicos debe ser muy estricta en cuanto al control de calidad, no debe prohibir la publicidad sino restringirla.

Por último, dijo que “nuestros países tienen leyes de tabaco, y otra de las preguntas es si la regulación debe agregarse a esa ley de tabaco. Debe ser una regulación que distinga entre productos combustibles y no combustibles. Y en esa regulación debe agregarse el tema publicitario, nada más que como se hace la publicidad de productos como el alcohol, con las advertencias que debe tener. Es más fácil hacer eso con un marco regulatorio que distinga los productos. Si se agarra una ley vieja, es muy difícil que se vaya adaptando a la innovación tecnológica”.

TEMAS


Cigarrillos - Industria - Impuestos - Impuesto de Renta - IVA - México - Colombia - Tributación