El Comité Distrital de Atención y Prevención de Emergencias declara la Alerta Naranja en zonas aledañas al río Bogotá

Al término del Comité Distrital de Atención y Prevención de Emergencias, convocado por el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, este jueves 12 de abril, las autoridades declararon la Alerta Naranja en las zonas aledañas al río Bogotá.

La medida se toma ante el incremento de las lluvias y la posibilidad de que puedan presentarse desbordamientos del río Bogotá o del Canal Cundinamarca, que afectarían a las localidades de Fontibón y Suba, especialmente, y en menor escala a Bosa y Kennedy.

El Secretario de Gobierno (E), Jorge Rojas Rodríguez, explicó que la decisión se adopta de manera preventiva, en el marco de los protocolos establecidos en el seno del Comité y básicamente consiste en disponer el alistamiento de todas las instituciones del Distrito para una eventual atención a las víctimas de posibles desbordamientos, así como en la activación de una capacidad técnica para minimizar las consecuencias que puedan traer este tipo de eventos.

Rojas Rodríguez puntualizó que la medida complementa la declaratoria de Alerta Roja emitida por el Ideam en la cuenca del Río Bogotá, toda vez que fueron pronosticadas precipitaciones durante los próximos tres días, con especial intensidad el sábado. “Se ha advertido que las lluvias continuarán durante todo el mes de abril y parte del mes de mayo, de tal forma que nos podríamos ver avocados a situaciones difíciles. Lo que procura el Comité es minimizar los efectos a los habitantes de la ciudad que podrían verse afectados, así como generar las medidas de contingencia técnicas y operativas que sean necesarias”, explicó el funcionario.

Sobre el tema, el Director del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias, Fopae, Javier Pava Sánchez, manifestó que “declarar una Alerta Naranja implica poner en marcha de inmediato un plan de acción que complemente las estrategias que se han venido ejecutando a lo largo de los últimos meses con acciones operativas y técnicas en cada uno de los sitios identificados como críticos, así como mejorar la capacidad de respuesta de los planes de contingencia de las estaciones de bombeo y las demás actividades que se requieran para dar una respuesta eficiente y evitar al máximo que se presente un escenario no deseado”.

Pava Sánchez precisó que la decisión se toma debido a que los niveles actuales del Río Bogotá se encuentran altos en la Estación Gibraltar, las lluvias pronosticadas por el Ideam podrían incrementar su caudal. "Que Gibraltar tenga un nivel alto afecta el normal funcionamiento de las redes de drenaje, aunque no significa un desbordamiento inminente del afluente",  precisó el Director del Fopae.  

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá tiene dispuesto un equipo técnico compuesto por 42 válvulas antirreflujo, instaladas sobre los 11 canales, y seis motobombas con capacidad plena, que están operando, lo que significa una respuesta inmediata en términos de atención.

Así mismo, en caso de incremento de las lluvias la Administración Distrital habilitaría tres predios de propiedad de la Corporación Autónoma Regional, CAR, con capacidad de un millón de metros cúbicos de agua cada uno, que serían inundados de manera controlada. Los  predios son Vuelta la Grande, Canoas – Tequendama y Ogamora.

Se mantendrá un monitoreo permanente de los niveles del rio Bogotá que permitirán tender al tanto a la ciudadanía sobre las acciones que deben adelantar en caso de presentarse alguna emergencia.

Finalmente la Administración Distrital acordó con las Universidades Nacional, Pedagógica y Distrital de Bogotá suspender las clases el día de mañana, con el fin de que las autoridades puedan atender cualquier eventualidad por causa de la temporada de lluvias del presente año.