El Congreso que encontrará el presidente electo Iván Duque cuando se posesione

Colprensa

El candidato vencedor del Centro Democrático llegará a la Casa de Nariño el 7 de agosto.

Lina María Guevara Benavides

En política nada está hecho sino hasta cuando se cumple el momento. Eso sería lo que está pasando horas previas a que el nuevo Congreso de la República se posesione, el Congreso con el cual el presidente electo Iván Duque deberá trabajar durante sus cuatro años de mandato.

Aunque desde hace un mes, cuando Duque ganó la Presidencia de la República en la segunda vuelta, se empezó a hablar de que tendría una coalición mayoritaria en el Congreso con la cual gobernaría, con el paso de los días esta mayoría no se ha consolidado.

En los últimos 16 años, las presidencias de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos sí lograron consolidar mucho antes del 20 de julio una coalición concreta y con compromisos precisos.

Hoy, la realidad muestra que Duque tiene el Centro Democrático, el partido incondicional, lo mismo que pasará con el Partido Conservador, el cual está en las mismas condiciones por la ascendencia política de su vicepresidente Marta Lucía Ramírez.

Aunque con posible distanciamiento en algunos temas, en especial los de paz, el Partido Liberal también será otro socio que tendrá el mandatario. Lo que no estaba en los cálculos del presidente Duque es que en el Congreso los partidos se pueden unir para asuntos legislativos, esto en virtud de la reforma del equilibrio de poderes que así lo dispuso.

Eso es lo que están aprovechando los partidos Cambio Radical y la U, los cuales sí apoyarán al nuevo gobierno, pero al unirse harán una bancada de 86 congresistas que de lejos sería la más grande, lo que obligaría a tener una mejor representación en cuanto a mesas directivas y comisiones se trata.

Al respecto, el senador del Partido de la U Roosvelt Rodríguez sostiene que el Centro Democrático no puede imponer sus mayorías y que se debe respetar que al interior de la coalición de gobierno hoy hay una realidad, es decir la unidad de estos dos partidos.

La puja al interior de la coalición mayoritaria no solo se centra en las dignidades burocráticas como las direcciones administrativas, sino que también está la composición de las comisiones. Por ejemplo, la de mayor interés es la Comisión Primera, que es la de asuntos constitucionales. En el Senado, la U y Cambio Radical tendrían la mayoría por encima del Centro Democrático, lo cual rompería la tradición de que el partido de gobierno es siempre el de más curules en esa comisión.

Una comisión más que tiene un interés en todas las bancadas, incluyendo a la oposición, es la Comisión de Acusación en la Cámara de Representantes, la cual adelanta las investigaciones a los presidentes de la República. Allí en la actualidad hay procesos abiertos contra Juan Manuel Santos y el exmandatario Álvaro Uribe.

Frente al reto que tiene por cumplir este nuevo Congreso, el representante a la Cámara Edward Rodríguez sostiene que se deberá trabajar por entregar al gobierno las normas que hagan del país un lugar más equitativo para todos los colombianos, aprobar las leyes que permitan más empleo en el país, lo cual se traduce en la reforma tributaria que busca bajar el impuesto de renta a las empresas y hacerlas más competitivas.

El senador Armando Benedetti, quien fue uno de los congresistas más fuertes que tuvo Juan Manuel Santos, en estos próximos cuatro años estará distante en varios temas al presidente Duque, y aunque no se declare en oposición, ya que la U está en la coalición, él si será de los más críticos. Respecto a lo que debe hacer el Legislativo, considera que el reto es romper la desigualdad que aún tiene el país.

LA OPOSICIÓN

Un protagonista importante que tendrá este Congreso de la República será la oposición. La misma que en total pasará de los 40 miembros y tendrá como principal referente al excandidato presidencial Gustavo Petro entre sus líderes. Petro, por ejemplo, ya está conformando lo que ha llamado el gabinete alternativo, un equipo de analistas que aportarán a su discusión documentos y análisis en que cuestionen al gobierno.

Una bancada más en la oposición es la Alianza Verde, la cual ya formalizó que estará en esa línea, pero que lo hará de forma constructiva y autónoma, es decir no hará un sólo bloque con Petro y las Farc, que también ya anticiparon que serán oposición.

Sin embargo, la senadora Angélica Lozano sostiene que si se mira el tipo de oposición que hará este Congreso, se hace necesario ver cómo fue la que hizo durante estos ocho años el uribismo a Juan Manuel Santos, la cual no fue nada constructiva, como la que ya les pidió Iván Duque a los partidos que no le acompañarán desde el Congreso.

Además, en este cuatrenio será más fácil hacer esa oposición al gobierno en virtud del estatuto que les brinda derechos a estos sectores, como la réplica a los discursos del presidente de la República, la aparición en medios estatales, como también la participación en mesas directivas en el Congreso, lo que no hace posible que las mayorías se impongan como tradicionalmente lo hacían.

Las Farc igualmente tendrán una participación activa en este Congreso, al llegar por primera vez al poder Legislativo les obliga a que hagan un trabajo juicioso que les permita empezar a figurar más como partido, esto con miras a las elecciones regionales de octubre del próximo año.

La agenda legislativa llevará a que desde mañana mismo se haga evidente cuáles serán los temas más complejos, como por ejemplo la reforma tributaria, el presupuesto general de la nación para 2019 y el Plan de Desarrollo,  que será la hoja de ruta del gobierno de Duque.

TEMAS


Iván Duque - Hacienda - Centro Democrático - Partido Conservador - Partido Liberal