El Distrito debe estructurar mejor sus proyectos con “obras realizables”: Contraloría

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

De acuerdo con el último informe del ente de control, aunque el Plan de Desarrollo Bogotá Humana no dista en profundidad de las metas de Bogotá Positiva hay algo a lo que le debe poner especial atención y es que “el Distrito requiere de una estructuración de proyectos con cronogramas de obras realizables”.

Adicional a ello, la Contraloría considera que lo presentado en el Plan de Desarrollo por la Administración, "corresponde a metas indicativas, con un plan financiero que será concretado en cada plan operativo anual de inversiones y el presupuesto de cada vigencia. Luego al incluir en el Plan, proyectos que serán financiados con recursos del crédito, no significa que automáticamente se apruebe el cupo de endeudamiento, el cual deberá sujetarse al resultado de estudios técnicos y de detalle de los proyectos, para lo cual la Administración contaría con más de año y medio para su realización ya que los desembolsos que contiene el plan financiero se programaron entre 2014 y 2016".

Según el análisis de la Contraloría Distrital, proyectos como el de la Carrera Séptima "aún son inciertos", ya que las evaluaciones preliminares para la implementación de un metro ligero sólo está soportada en estudios parciales y no corresponden a todo el corredor propuesto. "Sería conveniente para las finanzas públicas del Distrito contar con los estudios técnicos que soporten cualquier decisión, avalados por el proceso de participación ciudadana, que permitan definir la viabilidad o no del proyecto del metro ligero para esta vía de gran movilización de personas".

La Avenida Longitudinal de Occidente –ALO- también preocupa al ente de control, en especial que el señor Alcalde Mayor no haya ejecutado acciones que reflejen hechos concretos para dar una solución que no implique la pérdida de $224.048.7 millones por concepto de estudios y diseños, compra de predios y ejecución de obra, a la fecha no se tiene conocimiento de cuáles serán las decisiones de la administración distrital. Allí también deben ser incluidos los habitantes como factor determinante en la viabilidad o no del proyecto a través de la participación ciudadana.

Por otra parte, la contraloría advirtió que la asignación presupuestal de los programas a cargo del Sector Ambiente, no se compadecen con la importancia que se le da al tema ambiental dentro del proyecto. No se evidencian programas tendientes a disminuir la contaminación atmosférica que se produce en la ciudad por fuentes fijas como las industrias.

Se plantea la meta de legalizar el 50% de los registros de publicidad exterior visual en Bogotá, del proyecto: “Mejorar un ambiente para Bogotá”, incluido en el programa “Bogotá Humana Ambientalmente Saludable”, proyecto que resulta inconveniente y contrario a las normas sobre publicidad exterior visual que rigen el territorio nacional específicamente a Bogotá.

Y con relación a la planificación existente, aseguró la entidad que la orientación como centro regional no se ve plasmada en el proyecto, se observa la intención de dar solución al programa de VIS y VIP para los estratos bajos y desplazados, con las dificultades que se puedan presentar en conflicto de intereses con los privados que se asocien.