El impuesto de renta y el gasto público son herramientas esenciales para reducir la pobreza

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

De acuerdo con el economista senior del Banco Mundial, Lars Christian Moller, las claves para una mejor redistribución del ingreso en Colombia está en analizar mejor el impuesto de renta y el gasto público (monetario y no monetario).

Adicional a ello dijo que algunas exenciones, amparadas en la sociedad más necesitada o el aumento de indicadores macroeconómicos, deben repensarse para que realmente sean importantes a la hora de reducir el índice de Gini. Afirmó que el impuesto de la renta es una de las maneras de reducir la desigualdad puesto a pesar de que a pesar de que 3,8 millones de trabajadores independientes pagaron impuestos de retención a la fuente 3,4 millones de ellos tienen ingresos menores al umbral de $26 millones por lo que no tienen derecho a presentar declaración y obtener una devolución.

Así mismo, dijo Moller que aunque se sabía de antemano que el IVA era un impuesto regresivo, y que pesa mucho sobre el índice de Gini, las exenciones que se producen en este respecto solo reducen el 0,6% del indicador, pero le cuestan al estado $8,4 billones al año que podría redistribuir en gasto no monetario. Consecuente a esta afirmación, el experto destacó que los gastos públicos monetarios (como por ejemplo las pensiones) aumentan demasiado la desigualdad y no se redistribuyen en la población vulnerable.

'Las pensiones aumentan la tasa de desigualdad en 1,63 puntos a un costo fiscal de $18,6 billones'. De acuerdo con esto concluyó que cuatro son las estrategias para redistribuir mejor la riqueza: incluir a trabajadores independientes en la devolución del impuesto de renta y reducir las exenciones en este tema, ampliar el programa de Familias en Acción y revisar los programas de jubilación.

TEMAS


Comercio