“El país necesita poner sobre el tapete la igualdad de oportunidades en educación”

Excodirector Meisel cree que el potencial del PIB está en 4%

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

En su último día como codirector del Banco de la República, el barranquillero Adolfo Meisel habló con LR sobre la economía, la educación y el Caribe, al que volverá ahora como nuevo rector de la Universidad del Norte. Meisel destacó los sectores que deberían ser priorizados en el país, así como los retos de los próximos gobiernos.

¿Qué balance tiene de la economía del país?

La inflación está bajo control, ya la economía hizo el quiebre de su caída y comenzó el crecimiento, muchos sectores se han mejorado. Hay signos de que la recuperación va a continuar los próximos meses y, por eso, creo que este año vamos a cerrar cercanos a 3%, mucho mejor que el año pasado.

¿Qué indicadores van mejor?

Se han recuperado los precios del petróleo lo que afecta de manera positiva a varios sectores, a la inversión, a las finanzas públicas y de Ecopetrol, así como a la industria que ha estado menos dinámica, ya muestra crecimiento. Hay regiones que van muy bien, la Costa Caribe, por ejemplo, tiene el turismo disparado. Nunca la ocupación hotelera fue tan alta.

¿Cuál es el potencial de la economía?

Yo creo que el Producto Interno Bruto (PIB) potencial se ha caído. Todavía hay una brecha, tener un crecimiento de 3% estaría por debajo del PIB potencial, que sería cercano a 3,5% pero, ese potencial también es bajo.

Entonces, ¿cuál debería ser?

Se deben liberar las fuentes de crecimiento y ver cómo crecer en el largo plazo. La economía se debería expandir por encima de tasas de 4% y ojalá de 5%, de manera sostenida para erradicar la pobreza extrema. Hay sectores estratégicos como la infraestructura, pero hay uno que merece toda la atención, que es el capital humano y, en particular, la educación. El país necesita poner sobre el tapete la igualdad de oportunidades en educación de buena calidad.

¿Y cuál es el estado actual?

Salimos en los últimos lugares del mundo en la prueba, y dentro del país hay regiones en los peores lugares. Santa Marta está en el puesto 22 y Quibdó está en el 23, se comparan con los países más pobres del mundo en materia de capital humano. Uno no puede pretender crecer sin una mano de obra calificada. Se ve en Cartagena, con los vendedores ambulantes, no hay garantía de un nivel de vida adecuado. Si hubiera educación de buena calidad, serían otras dinámicas.

Su propuesta pasa por la descentralización, ¿cómo la ve?

Yo creo en la descentralización, lo afirmo tajantemente. Si el país no se hubiera descentralizado sería ingobernable, eso le da legitimidad al Estado. Claro que hay problemas, pero los problemas están en todo en la vida, pero toca aprender.

¿Considera que las elecciones dejaron un debate en contra el petróleo o del agro?

Es una falsa disyuntiva, el problema no es el petróleo, son las instituciones. Noruega, por ejemplo, es un país petrolero, pero ha invertido en infraestructura, educación y ahorro. Con la caída del precio del petróleo no tuvieron déficit fiscal, por esos fondos. El petróleo es una bendición, es mejor tenerlo que no tenerlo, pero las bendiciones se volvieron pesadillas. Es como ganarse una lotería y gastarse la plata en trago. Se debe ahorrar.

¿Eso es lo que nos pasó con la crisis?

Sí, no tuvimos esa noción. Claro que cuando hay tantas necesidades, se toca gastar la plata. Si hubiera un fondo soberano y la gente con dificultades, no hubiera sido bueno. Pero hay que ahorrar y no es de un gobierno. Con el café no pasó tanto, porque las bonanzas eran privadas. Pero como el petróleo es estatal, se ve el derroche con las regalías. Al exministro Juan Carlos Echeverry lo tergiversaron con la frase de “la mermelada en la tostada” porque lo que el pedía era distribuir recursos por todas las regiones, incluso en las más pobres. Ningún departamento se benefició más que Chocó.

¿En qué debe invertirse esta mini bonanza petrolera?

Uno, en ahorrar, eso debe ser lo primero que se haga con los ingresos. Lo otro, el capital humano debe ser la prioridad que se ponga el país.

Pensando en el cambio de Gobierno, ¿cuál debería ser el rumbo del país?

No puede ser que tengamos las cifras de analfabetismo que tenemos. No es costoso corregirlo y podría hacerse en muy poco tiempo. Tenemos hasta triple jornada escolar, eso hay que erradicarlo. La infraestructura escolar es ineficiente, se necesitan laboratorios, además de capacitación.

¿Qué opina de fenómenos como la corrupción?

Cada vez creo más que con los recursos que tenemos se podría hacer mucho más de lo que se hace. Se habla mucho de corrupción, pero no veo muchas propuestas interesantes para erradicarla.

¿Se hace lo suficiente?

Creo que muchas de las medidas de la justicia lo fomentan, con penas cortas que se cumplen en detención domiciliaria, viviendo mejor que 99% de los colombianos, no hay ninguna pena. Hay mucha impunidad. No hay una conciencia sobre eso. Tenemos un alto grado de tolerancia con la corrupción.

TEMAS


Banco de la República - Hacienda - PIB - Educación - descentralización política y fiscal