“El peor escenario sería el rompimiento de la presa”: Jorge Londoño

Colprensa

El gerente de EPM aseguró que faltan 90.000 metros cúbicos para finalizar la presa.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

El gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), Jorge Londoño de la Cuesta aseguró en una rueda de prensa que la naturaleza les está poniendo muchos obstáculos y que la compañía mantiene unos medidores en la presa para actuar de inmediato en el momento que se prenda la alerta roja.

“Están esos dos factores trabajando conjuntamente; la naturaleza nos está poniendo muchos obstáculos y al mismo tiempo el personal ha venido trabajando incansablemente para superar esta contingencia. El peor escenario sería el rompimiento de la presa. La primeras señales se podrían dar un tiempo antes”, aseguró Londoño.

En ese sentido, manifestó que EPM ha colocado unos instrumentos de medición en tiempo real que permiten ver si hay algún movimiento al interior de la presa. “En este momento, no nos muestran ninguna afectación que nos hagan prender las alarmas, pero si llegamos a ver un indicador atípico actuaríamos de inmediato”, sostuvo.

Además, indicó que al momento no hay evidencias de erosión en la presa pero que la presa está en una inspección permanente. “Si llueve en el sur del país llegará más agua al río Cauca”, indicó.

Igualmente, aseguró que faltan unos 90.000 metros cúbicos de material para terminar la presa. “Podría tardar unos días. Hay que evacuar el agua de la casa de máquinas. Hay que esperar a ello. Hoy esta estructura, tipo enrocado con núcleo impermeable, se encuentra en la cota 403 y debe llegar a la 410”, afirmó el gerente.

La comunidad que fue evacuada permanece en los puntos de encuentro
de Valdivia, Cáceres, Tarazá y Caucasia, debido a la situación de alerta
máxima.

TEMAS


EPM - Centrales hidroeléctricas - Hidroituango