El precio de la vivienda usada en el país creció 2,84% sobre la inflación el año pasado

Colprensa

Medellín fue la ciudad donde más aumentaron los costos

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

María Clara Luque, presidenta de la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedejonjas) indicó que el precio de la vivienda usada creció 2,8% por encima de la inflación durante 2017 según el Índice de Precios de Vivienda Usada (Ipvu) del Banco de la República.

“Esto indica que, cada día más, las familias prefieren invertir en un inmueble de segunda mano porque la prioridad es que la solución se ajuste a su presupuesto y a sus requerimientos de ubicación”, aseguró Luque.

Según el informe del Emisor, Medellín es la ciudad que mayor valorización recibió pues creció 3,64% por encima de la inflación, mientras que Bogotá, vio un aumento en sus precios de 1,54%, Cali de 3,25% y otras ciudades de 2,41%. El valor del Ipvu de la capital se ubicó por debajo de la inflación, mientras que el promedio de las otras ciudades estuvo por encima de la inflación.
Por tipo de vivienda, la Vivienda de Interés Social (VIS) creció 1,79% mientras la No Social repuntó en 2,72%.

“El repunte de la vivienda no social se debe a que las familias de estratos medios son las que mayor movimiento le imprimen a la compraventa de bienes usados pues no solamente la adquieren para habitarla con su familia sino como inversión para obtener renta”, explica la presidente de Fedelonjas.

Luque aseguró también que la vivienda de interés social tiene una dinámica diferente pues “al tener un subsidio dedicado exclusivamente a las unidades nuevas, pocos hogares piensan en un bien usado con lo que la valorización de ese rango es menor por tener menos demanda”.

Con estos indicadores contrastan los que presentó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), que reveló en el informe del PIB correspondiente al tercer trimestre que el sector de edificaciones decayó 8,1% debido a que las edificaciones bajaron 9,2% mientras las actividades inmobiliarias crecieron 2,9% durante el primer trimestre del 2018.

Para Luque, esto continúa en línea con la tendencia del año pasado, lo que permite el repunte de la vivienda usada. “Esto porque los bienes usados ofrecen áreas más generosas, amplia gama de ubicaciones estratégicas y cercanas a colegios y polos de trabajo, con lo que las familias ahorran mucho en tiempos y costos de desplazamiento”. La presidenta de Fedejonjas también indicó que este tipo de vivienda ofrece especialmente, precios por metro cuadrado mucho más benéficos para el presupuesto de las familias.

TEMAS


Fedelonjas - Construcción - Vivienda - edificaciones