El próximo Gobierno tendrá priorizados al menos 25 productos agropecuarios

colprensa

Frontera agrícola y delimitación del territorio, otros de los avances para Duque

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

El actual Gobierno logró completar una hoja de ruta en el ordenamiento del territorio gracias a diversas iniciativas que tuvieron las entidades del sector agropecuario en estos últimos ocho años y que serán un insumo para el presidente Duque y su ministro de Agricultura.

Uno de los hitos más importantes, y que servirá para comenzar a darle orden a la producción agrícola en los próximos años, tiene que ver con la priorización de 25 cultivos en los que el país cuenta con mayor potencial en diversos sectores.

El trabajo fue realizado por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), la cual ordenó las zonas con mayor aptitud en los departamentos para estos productos, además de separarlos en tres grandes ramas, según su vocación.

La primera tiene que ver con el potencial del mercado internacional, para los cuales se priorizaron los productos “tradicionales”, como café, caña de azúcar, banano y flores, sumado a los que vienen creciendo en mercados internacionales, como el aguacate hass, la palma de aceite, la piña, los cítricos, el cacao, el lulo y la papaya.

Un segundo grupo corresponde a los productos con potencial para sustitución de importaciones, como es el caso de los cultivos forestales, el maíz y la soya, aunque la Upra, dirigida por Felipe Fonseca, advirtió que tienen mayores dificultades, pues a diferencia de otros productos, no cuentan con un encadenamiento que les de fortaleza en los mercados.

Algunos gremios, como Fenalce, en cabeza de Henry Vanegas, han dicho que de los 4,4 millones de hectáreas de alta aptitud (las mejores condiciones), solo se necesitaría un millón de hectáreas para suplir la demanda nacional.

Por último, están los alimentos con los que se busca garantizar la seguridad alimentaria del país, que son productos de consumo interno, como es el caso de la yuca, la leche, el pollo, la piscicultura, entre los más destacados.

El director de la entidad destacó que este trabajo consistió en evaluación de tierras y organización de cadenas productivas. “Se han encontrado productos de importancia para diversos mercados. Se ha buscado que sean cultivos que tengan productores asociados o agremiados, porque este trabajo es fruto de una labor de la apropiación de los productores que los representan”.

En total, 15 agremiaciones del sector agropecuario participaron en esta zonificación indicativa del territorio, hecho que se destaca si se tiene en cuenta la cercanía que ha mostrado el presidente electo con estas asociaciones, con hechos como, por ejemplo, que su ministro de Agricultura, Andrés Valencia, haya presidido una (Fenavi).

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), consideró positivo el trabajo con el sector privado, ya que permite “la posibilidad de concertar política pública con los gremios y el gobierno y evitar duplicación de esfuerzos”, pues los mismos productores “tienen información muy sólida”, que incluso sirvió para la construcción de la frontera agrícola, que es el segundo legado de Santos a Duque en ordenamiento productivo.

Así quedó la frontera

Otro de los grandes logros que le quedan al nuevo Gobierno es este mecanismo con el cual se definió un área de 40,7 millones de hectáreas que estarán habilitadas en todo el territorio para realizar actividades agropecuarias. Se trata, en total de 35% del área continental del territorio, que quedará libre para estas actividades, a pesar de que hoy en día solo se cultiva en 7,6 millones de hectáreas. Es decir, queda 80% de la frontera agrícola disponible para los cultivos priorizados y lo que se vienen en camino.

Fonseca destacó que con la frontera, “se puede diferenciar las actividades agropecuarias a las zonas donde hay protección ambiental y permite seguridad jurídica para las inversiones privadas y es la primera evidencia de cero deforestación”.

Con la organización del territorio se logró excluir dos millones de hectáreas donde hay actividades agropecuarias y que actualmente son zonas protegidas (68% corresponde a zonas de reserva forestal, 17% a páramos y 15% a parques).

TEMAS


Agro - Ministerio de Agricultura - Fenalce - Fenavi - Cultivos