El subsidio de Colombia Mayor está por debajo de la línea de pobreza

Colprensa

Se estima que para 2050 el problema del adulto mayor se agravará pues habrá 15,2 millones de personas mayores.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Se estima que alrededor de 2,8 millones de adultos mayores enfrentan en la actualidad riesgos de indigencia pues no reciben ningún tipo de apoyo económico y otros 1,5 millones son atendidos a través del programa Colombia Mayor, del cual reciben un subsidio económico directo que va desde $80.000 hasta $150.000 cada dos meses ($240.000 si residen en Bogotá donde la Alcaldía coloca $90.000), un valor que se encuentra por debajo de la línea de pobreza absoluta que el año pasado se estableció en $250.620 por persona al mes.

Elevar este importe a la par de aumentar la cobertura de este tipo de programas sociales será esencial para lograr a mediano y largo plazo incrementar la cobertura pensional, disminuir la inequidad y mantener la sostenibilidad fiscal.

Estos son tres de los grandes retos que aquejan hoy en día al sistema en el que solo uno de cada cuatro colombianos logra pensionarse, la mayoría de ellos se concentra en la población con mayores ingresos; y el déficit para las arcas públicas asciende a 3,8% del PIB.

“Se deberían aumentar los beneficiarios del programa Colombia Mayor para todos los adultos mayores de los niveles 1 y 2 del Sisbén. Además, esta población tendría que recibir un ingreso al menos equivalente a la línea de pobreza, que se eleve gradualmente. También proponemos una reforma a los Beps, asegurando que quienes ahorren en el sistema formal puedan convertir ese ahorro en una mesada vitalicia”, declaró Santiago Montenegro, presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos y Pensiones (Asofondos).

Un posible primer paso para que la venidera administración del hasta ahora presidente electo, Iván Duque, ajuste el subsidio de Colombia Mayor es la Ley 1912 de 2018, que fue sancionada este mes. En ella, se establece que el valor de los auxilios o subsidios en dinero dirigidos en beneficio del adulto mayor podrán estar por encima del indicador de línea de pobreza.

“Hay dos críticas en relación al monto del subsidio: que es muy bajo y que varía de un municipio a otro. Somos conscientes de estas falencias y es necesario superarlas. La primera meta del programa es alcanzar cobertura universal (ingreso de todos los adultos mayores que cumplen requisitos), la segunda es una nivelación del monto del subsidio y la tercera, que se pueda garantizar un aumento anual del valor del subsidio. Pero el cumplimiento de estas metas requiere una nueva fuente de financiación para este programa”, declaró Juan Carlos López, gerente de Colombia Mayor.

LOS CONTRASTES

  • Santiago MontenegroPresidente de Asofondos

    “Se debe aumentar el subsidio de Colombia Mayor de manera gradual. Debe ser al menos equivalente a la línea de pobreza”.

De acuerdo con las cifras de Fiduprevisora, entidad que administra junto con Fiducoldex y Fiducentral los recursos del Fondo de Solidaridad Pensional con el que se financia este programa, el presupuesto de Colombia Mayor para 2018 es de $1,4 billones y los cupos aprobados llegan a 1,5 millones.

“Actualmente, hay un poco más de 690.000 personas en lista de espera (priorizados), es decir, que cumplen los requisitos de acceso y nuestra primera meta es que estas personas ingresen al programa, especialmente los mayores de 65 años, que son casi 30% de los priorizados. El cumplimiento de esta meta requiere que el programa tenga una nueva fuente de financiación”, sostuvo López.

El problema es que el drama del adulto mayor en Colombia se agravará en los próximos años. Según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), los mayores en edad de pensión alcanzarán un total de 15,2 millones dentro de 30 años.

“De no actuar de forma decidida para alterar el statu quo, entonces cerca de 7 millones de ancianos estarán totalmente desamparados y tan solo 3,2 millones tendrán apoyos marginales del Estado para 2050”, proyectaba el director de la entidad, Sergio Clavijo, hace unos meses.

Para Montenegro, las estimaciones a futuro tampoco pintan nada halagüeñas, pues estima que si a 2055 no se hace nada, 14,2 millones de personas serían adultos mayores y de ellos, 9,5 no alcanzarían a tener una pensión; 2,4 contarían con el apoyo de Colombia Mayor y solo 2,3 millones se pensionaría.

Los avances que ha tenido el programa
Desde 2010, el número de adultos mayores que se benefician de este programa ha aumentado 212% al pasar de 482.036 a 1,5 millones de beneficiarios el año pasado.

“No solo hemos mejorado en cobertura, también hemos avanzado en el proceso de entrega del subsidio. Logramos diversificar la red de pagos y se aumentaron los puntos en 480%, lo que sin duda facilita su acceso”, destacó el director del programa.

Respecto a las ciudades con más cupos de Colombia Mayor, la líder es Bogotá seguida de Cali, Medellín, Cartagena, Cúcuta y Barranquilla.

TEMAS


Pensiones - Fondos de Pensiones - Bienestar Laboral - Protección del adulto mayor - ANIF - Asofondos - Santiago Montenegro