Elecciones de este año no alterarían la calificación de riesgo de Colombia

S&P y Fitch se mostraron tranquilas ante nueva conformación del legislativo.

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Este es un año electoral, y con las encuestas de las presidenciales no son pocos los que se han puesto nerviosos. Más allá de quién sea el próximo presidente, en su más reciente informe, cuando bajó la perspectiva de la nota soberana de Colombia, Moody’s dijo que no ve que el próximo gobierno vaya a tener la fortaleza para hacer las reformas que el país necesita en el ámbito fiscal.

A pesar de eso, las calificadoras parecen haber quedado más tranquilas luego de las elecciones legislativas, como se puede ver en los reportes de Fitch y Standard & Poor’s de esta semana. En el caso de S&P, todo se mantuvo igual a como quedó en diciembre, y la calificadora aseguró que la perspectiva del país se mantiene “estable” porque “se refleja que Colombia tiene instituciones políticas y un historial de acciones económicas que favorecen al crecimiento del país y a la posible recuperación en dos a tres años”.

Además, luego de los comicios del domingo, la firma resaltó que los resultados de las legislativas refuerzan la continuidad que se le dará a las políticas económicas como antesala a las elecciones presidenciales.

Por otra parte, Fitch también emitió su concepto sobre el impacto de las elecciones del domingo pasado en relación con el panorama macroeconómico del país, e indicó que las votaciones para el congreso “deberían reforzar el marco macroeconómico y fiscal del país”.

La calificadora sostuvo que si bien aún faltan por definirse quién será el presidente para el próximo periodo, es probable que “la fortaleza de las instituciones de políticas macroeconómicas y fiscales, así como el consenso público por la estabilidad macroeconómica, impidan cambios mayores en las políticas económicas, sin importar qué candidato gane la presidencia”.

Fitch también resaltó la conformación del legislativo por partidos de centro derecha en su mayoría y aseguró que actúan como “limitantes de mayores cambios en la política económica”. Igualmente, la calificadora destacó la recuperación nacional tras el ajuste al shock en los precios del petróleo, e indicó que espera que el crecimiento económico se acelere en 2018 y 2019 a 2,8% y 3,5%, respectivamente.

De acuerdo con la Jefe de Análisis Económico de Itaú, Carolina Monzón, “las calificadoras se muestran tranquilas con las elecciones en Colombia y luego de las elecciones legislativas del fin de semana pasado, Standard & Poor’s y Fitch dieron un parte de tranquilidad sobre el futuro de la economía colombiana”.

Camilo Thomas, analista de Alianza Valores, indicó que mientras los gobiernos estén en línea con lo que se ha venido presentando, no será un problema para la nota de riesgo. “Las calificadoras resaltan la institucionalidad del país, quieren que insista en las reformas que se ha intentado implementar y en el curso que se le ha dado al país”, explicó Thomas.

TEMAS


Elecciones 2018 - Elecciones 2018 - 2022 - Fitch - Standard & Poor’s - Calificación deuda de largo plazo - Congreso