Emergencias por vendavales han costado $13.000 millones

Colprensa

Los vendavales que han azotado en los últimos tres meses a 203 municipios del país, le han costado al Estado $13.000 millones, por la fuerza de los vientos que han arrasado con techos, árboles y cableados eléctricos.

El último reporte de la dirección de Gestión del Riesgo contabiliza 30.872 viviendas averiadas y 327 totalmente destruidas.

Esto sumado a la afectación a 151 centros educativos, 115 centros comunitarios, 13 instituciones de salud, 12 acueductos, 12 vías, 6 puentes vehiculares y 4 peatonales.

A la fecha se registran 153 personas heridas, cuatro muertas y un total de 161.198 damnificados que en algunos casos han tenido que ser reubicados mientras se hacen las reparaciones en sus viviendas.

Uno de los departamentos más afectados por este fenómeno ha sido el Atlántico donde hay ocho mil personas damnificadas. “Aunque este año se han registrado 57 vendavales, la gestión del riesgo ha sido efectiva y hemos llegado en menos de 48 horas para atender a los afectados por estos vientos”, dijo el coordinador del consejo departamental de Gestión del Riesgo del Atlántico, Edinson Palma.

La inversión también ha sido cuantiosa en la atención de las emergencias desatadas por incendios forestales. A la fecha se han invertido más de 3.000 millones de pesos para apagar las llamas en más de 186 municipios donde el tiempo seco ha hecho estragos.

A estos recursos económicos se tendrán que sumar las pérdidas ambientales sobre las 19.603 hectáreas de bosque, pastos y cultivos que han resultados afectadas en esta temporada seca, que se espera se recrudezca a finales del 2012 e inicios del 2013 cuando el fenómeno de El Niño llegará a todo su esplendor.