En 485 entidades investigan el mal manejo de recursos del subsidiado

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

La crisis hospitalaria que enfrenta la administración del alcalde Gustavo Petro, por falta de recursos, también tiene en jaque a varias clínicas y hospitales del país que han denunciado que la cartera vencida supera los $4 billones.

Ante esta situación que presupone un manejo irregular de recursos, el director jurídico de la Superintendencia de Salud, William Vega, reveló que la entidad inicio investigaciones preliminares en 485 entes territoriales en los que se ha detectado falta de gestión para evitar el crecimiento de las deudas.

 
“Este tipo de investigaciones se realizan en cerca de 485 entidades territoriales por presuntas irregularidades en el manejo de recursos del régimen subsidiado y la falta de gestión de las autoridades locales y departamentales, que son representantes del sector político administrativo en las juntas directivas de las empresas sociales del Estado, en lo atinente a no permitir que aumente la cartera y a no recuperar la cartera de las empresas sociales del Estado”, sostuvo Vega.
 
Para el director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, Juan Carlos Giraldo, el elevado número de instituciones intervenidas por la Supersalud y sus deudas con los hospitales y clínicas del país, “son otra muestra más de que el actual sistema de salud es fallido y que estas acciones de vigilancia y control no han resuelto las dificultades administrativas y financieras de dichas entidades”.
 
 
Región capital
Los problemas hospitalarios, y en general de todo el sector salud en Bogotá, han generado no solo el retiro de dos EPS del régimen subsidiado, sino además una nueva propuesta por parte de la Administración Distrital para sacar al sistema de salud de la grave situación en la que se encuentra. La propuesta para reformar el Sistema incluye que el Estado sea el responsable de financiar y garantizar la prestación del servicio, de tal forma que los $38 billones que requiere el sistema sean aportados a través de impuestos, parafiscales y las cotizaciones.
 
Según el secretario de Salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, la iniciativa también busca eliminar la intermediación y la función de las EPS, que venían cumpliendo una labor de aseguradores, pero que nunca la asumieron. En vez de las EPS, la idea del Distrito es que se cree una Caja Única que se encargue de recaudar los dineros de los impuestos, parafiscales, las cotizaciones y también de hacer los giros directos a los hospitales, clínicas y centros de salud que presten los servicios.
 
El Eje y Antioquia
Lo que evidencian los hospitales y clínicas del Eje Cafetero y Antioquia es un verdadero estado de emergencia por la falta de pago de las aseguradoras a la red pública y privada. Las deudas al sistema de salud en esta parte del país superan $1 billón, y tienen a muchas entidades prácticamente colapsadas. Sólo en el Eje Cafetero la cartera es de unos $200.000 millones, entre las entidades públicas y privadas, y de esto un 50% está en Caldas. La Asociación de Hospitales de Risaralda indicó que en este departamento las deudas sólo de hospitales públicos eran de $50.300 millones al cierre de 2011.
 
Si bien el Gobierno ha hecho un esfuerzo con los giros directos y se ha logrado una tendencia a mejorar el flujo de recursos en las atenciones de este año, la cartera que había se está envejeciendo y alguna está cercana a la prescripción. Por su parte, en el departamento de Antioquia un reporte reciente de directivos de 14 IPS señaló que la deuda de las aseguradoras y entes territoriales supera los $860.000 millones, con cierre a marzo 31 de 2012.
 
Costa Caribe
La unificación del POS ha sido exitosa en la Costa Caribe. Según la secretaria de Salud de Barranquilla, Alma Solano, el Distrito lo implementó desde 2010, y ninguna EPS de la ciudad ha tenido la intención de retirarse, es más, se han presentado más solicitudes de nuevas EPS para entrar al sistema, pero no se han agregado porque no cumplen con los requisitos. “La capital del Atlántico fue la primera ciudad en la que se empezó la unificación del POS en el país y se cambió el modelo de prestación de servicios. Se liquidó la empresa social del Estado y se empezó a trabajar con un público tercero”, dijo.
 
El proceso inició como una prueba piloto, y desde ese momento y hasta la fecha no ha habido un retiro voluntario. “Ha sido positivo para Barranquilla que exista igualdad para todos. La ciudad sigue fortaleciendo el sistema para la atención de la familia. La liberación del POS tiene que funcionar si el Gobierno está comprometido. Además, nosotros estamos muy pendientes de prestarle el mejor servicio a los ciudadanos”, agregó la funcionaria.
 
Santander
Constantes cambios en los gerentes de los hospitales y nuevas regulaciones al sistema son los hechos que evidencian las dificultades que tienen los santanderes en materia de salud. La deuda de las EPS con la red hospitalaria asciende a $105.000 millones, además, los diputados de Santander han denunciado la mala prestación del servicio a los usuarios, la falta de insumos en los centros de salud y la difícil situación económica del Hospital Universitario de Santander, que tiene un déficit de $100.000 millones.
 
“En Barrancabermeja también las IPS registran deudas, y aseguran que no tienen cómo pagarle a sus proveedores, trabajadores y comprar insumos”, así lo explicó Cenaida Gómez, secretaria de Salud. Como solución a la situación de los hospitales, el gobernador Richard Aguilar manifestó que se destinarán $883.574 millones para garantizar los buenos servicios de salud en la región. En Norte de Santander, por su parte, se ha evidenciado una crisis financiera y administrativa en los puestos de salud de todo el departamento.
 
Valle del Cauca
La crisis financiera que atraviesa el Hospital Universitario del Valle se agudiza a causa de las millonarias sumas de dinero que le adeudan a la entidad, lo que ha producido un declive en su operación.De acuerdo con la institución, los retrasos en pagos por parte de Empresas Promotoras de Salud (EPS) alcanzan los $63.919 millones. De las 15 EPS que se ubican como las deudoras más representativas del régimen subsidiado, lidera el listado la empresa Emssanar, con una deuda por $14.106 millones, representando el 12,09% de la cartera de las EPS; seguido de Selva Salud, que le adeuda al Hospital $10.884 millones, es decir, el 9,3%; EPS Salud Cóndor, $9.422 millones; Coosalud le debe $6.824, y Caprecom Sisbén $3.876 millones, entre otras. Fernando Gutiérrez, secretario de Salud del departamento, indicó que la Gobernación del Valle buscará adicionar un contrato entre el HUV y las EPS que adeudan para generar soluciones financieras. Por su parte, el gobernador Ubeimar Delgado dijo que realizará una gestión rigurosa con el Ministerio de Salud con el fin de buscar la solución económica y financiera que se requiere.