En Cumbre Concordia se discuten los efectos de gravar productos que hacen daño

Más que impuestos, se debería educar a la población

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Durante la Cumbre Concordia de las Américas, se realizó una mesa de trabajo en la que se discutió cómo se puede desincentivar el consumo de productos que hacen daño.

Por un lado, se habló del tema de los impuestos y de cómo pueden haber consecuencias inesperadas al gravar productos como el azúcar, el alcohol y el tabaco, ya que al aumentar los precios de los productos, se puede incentivar el contrabando o estos productos se pueden trasladar a otros mercados.

En la discusión también se planteó que cuando existen productos que tienen un menor impacto dañino, como es el caso de los cigarrillos electrónicos, estos bienes deberían tener menores impuestos que los que tienen mayores efectos negativos.

Como medida para desestimular el consumo de productos dañinos, se habló también de incluir etiquetas en las que se expliquen los componentes, sus efectos en la salud y hasta imágenes de las consecuencias de consumir dichos productos en exceso. Sin embargo, en el caso de sustancias adictivas, estas herramientas pueden no funcionar.

Una de las conclusiones a las que llego el grupo de trabajo es que la regulación excesiva no es sostenible. Por ello, la forma de abordar el tema es educar a la población para que tome la decisión correcta para su salud. Igualmente, se debe estimular que las mismas organizaciones se autorregulen.

TEMAS


Impuestos - Cigarrillos - Salud - Educación