En dos semanas se definirá futuro de doble calzada Bogotá – Girardot

Natalia Morales - nmorales@larepublica.com.co

La Procuraduría General tiene en sus manos el futuro de la concesión de la Bogotá – Girardot, luego de que el concesionario llegara a un acuerdo con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), tras los retrasos registrados por el constructor.

El caso se complica debido a que el constructor actualmente tiene retenidos los recursos correspondientes a los peajes. En caso de que el Ministerio Público no dé luz verde al acuerdo alcanzado por las partes, las obras, que se deben entregar en junio del próximo año, podrían frenarse.

En principio, sería necesario renegociar un acuerdo con el concesionario para presentar una nueva propuesta a la Procuraduría y al tribunal de , y si no se logra una salida concertada, habría que acudir a la opción de la caducidad del contrato. Sin embargo, el director de la ANI, Luis Fernando Andrade, se mostró optimista sobre el concepto del Procurador, pues asegura que desde que se iniciaron las conversaciones con el concesionario, el Ministerio público ha estado al tanto del proceso.

Aunque el concesionario ha dicho que cuenta con el músculo financiero para continuar las obras sin los recursos de los peajes, según Andrade es claro que un escenario en el caso de que se dilate la aprobación del acuerdo es posible que se declaren en quiebra y suspendan las obras. Según el director de la ANI, el 'castigo' a la concesión en cuanto a la retención de los peajes suma cerca de$ 10.000 millones mensuales.

Por el contrario, si la Procuraduría da su visto bueno, el acuerdo pasa a manos de los árbitros del tribunal, quienes se podrán tomar hasta un mes y medio más en hacer la revisión del acuerdo y dar su visto bueno.

En esa medida, y si la conciliación con el concesionario llega a feliz término, el proyecto de la Bogotá – Girardot saldría del 'limbo' dentro de dos meses. Habrá fase dos del tramo Bogotá-Girardot Si todo sale bien con la conciliación entre la ANI y la concesión, y las obras se entregan en junio de 2013, en esa misma época se empezará a estructurar la segunda fase de la Bogotá-Girardot.

Así lo anunció el director de la ANI, Luis Fernando Andrade, quien señaló que la intención es que la actual concesión culmine a finales de 2015, cuando ya tengan los recursos acordados en materia de peajes, por lo que en 2016 tendría que empezar el nuevo concesionario.

TEMAS


Transporte