“En junio cambiará la estructura tarifaria de Transmilenio y en julio la de todo el Sitp”: Petro

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Ante las declaraciones de algunos medios en las que se afirma que el transporte público subirá de precio, el alcalde Gustavo Petro aseguró que sólo ha dicho que “en junio cambiará la estructura tarifaria de Transmilenio y en julio la del conjunto de transporte”.

No obstante, en otras oportunidades la Unión de Usuarios de Transmilenio había dicho que con la entrada del Sitp los costos aumentarían significativamente.

“Habrá un decreto tarifario en el mes de junio y de julio. En el mes de junio respecto a lo que hoy llamamos Transmilenio y en el mes de julio para el resto de la ciudad y serán las primeras tarifas del Sitp, hemos hecho un análisis de los modelos matemáticos para establecer qué sería lo mejor”, agregó.

Con respecto al pico y placa señaló que los carros particulares sufrirán una variación una vez comience a funcionar el Sitp.

Sobre el tema de costo del pasaje, Petro indicó que “se va a expedir un decreto sobre la tarifa para el SITP en junio para lo que hasta hoy llamamos Transmilenio y en julio cubriendo todo el transporte público de la ciudad.  Hemos hecho un análisis, durante más de un mes, de los modelos matemáticos para establecer lo mejor en costos y comodidad para los usuarios”. 

Agregó que la tarifa tendrá dos componentes: el primero es “el medio cómo se paga el pasaje, que es una tarjeta electrónica, que será recibida en todos los buses de TransMilenio y los buses y busetas normales, acabando con el pago en efectivo. El segundo componente es que el pasajero tendrá un derecho por 75 minutos, durante el cual podrá cambiar de medio de transporte para llegar a su destino final”. 

Sobre el inicio del SITP, aclaró que “estamos en manos del recaudador. Ya las estaciones fueron entregadas por parte del IDU a TransMilenio, que debe entregarle las estaciones al recaudador para que este instale las máquinas respectivas y realice las pruebas de lectura y validación de las tarjetas, para dar paso a la operación e inicio del SITP. En el mediano plazo, existe una dificultad: los dos recaudadores, el que está en fase I y II, y el nuevo (fase III), no se han puesto de acuerdo en la tarifa, pero eso no impide que comience el SITP, lo puede dificultar unos meses; de presentarse este caso tomaremos las medidas necesarias”.

El mandatario distrital confirmó que los paraderos compuestos por dos páneles y un techo están en etapa de instalación. “No son paraderos tipo TransMilenio; es una señalética ubicada en los barrios de la ciudad que les indiciará a los usuarios dónde y a qué hora tomar el bus. Esta señalética ya está lista. El proceso comienza en Engativá y Fontibón para la calle 26 y en San Cristóbal para la carrera 10a. En la medida en que estos paraderos comiencen a funcionar, poco a poco, en un lapso de 18 meses se cubrirá toda la ciudad, dando fin al caótico estilo de tomar el bus en cualquier lado”.

Respecto a las pruebas en la operación de articulados por la carrera 10ª. y calle 26, el mandatario sostuvo que funcionaron positivamente en un 90 por ciento y que el informe final se dará a conocer en las próximas horas.

Desmonte del Pico y Placa y aparición de cobros en zonas de congestión

Frente al Pico y Placa y su desaparición, el Alcalde Mayor manifestó que “acabo de hablar con el nuevo Ministro de Transporte, Miguel Peñaloza, sobre dos temas. El primero, la carrera séptima. Sin esa vía el SITP falla. También se habló del desmonte progresivo del Pico y Placa y del inicio de los cobros en zonas de congestión, que, aprobados por el Plan Nacional de Desarrollo en el artículo 90, han sido reglamentados por el Gobierno Nacional”. Por ello, le solicitó al nuevo ministro que actúe de manera inmediata para “no seguir perdiendo tiempo en la construcción de un modelo alternativo de descongestión para vehículos particulares en la ciudad”.

Más infraestructura vial y de modos de transporte

Finalmente, el mandatario sostuvo que actualmente se adelantan campañas pedagógicas para adaptar a los ciudadanos al cambio en el sistema de transporte público.

“Estamos en el proceso de pedagogía para adaptar a los usuarios al cambio de sistema en el transporte público. En 18 meses la ciudad empezará a sentir el cambio y la necesidad de más infraestructura. Por ello, le estamos pidiendo al Concejo de Bogotá que nos apruebe un nivel de endeudamiento racional, que permita empezar a construir la infraestructura necesaria para complementar el SITP, para que este tenga más capacidad en vías y modos de transporte”, puntualizó.