En riesgo 2 puntos del PIB si se recrudecen los sabotajes a la infraestructura minera

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

La buena marcha de la locomotora minero-energética se está viendo afectada por sabotajes a la infraestructura desde diferentes frentes.

Por un lado, los ataques terroristas han afectado varios oleoductos en Norte de Santander, Nariño, Putumayo y Boyacá que han generado contaminación en los ríos. Además, esta semana el Cerrejón fue víctima de otro atentado que afectó sus vías férreas. Por otra parte, las huelgas de los trabajadores también han impedido la normal operación y movilización de carbón de la mina La Jagua a cargo de Glencore, en donde las protestas llevan más de 20 días. También durante este año se han visto afectadas compañías como Drummond, Cerrejón, Petrominerales y Ecopetrol.

Según el informe presentado por el presidente Juan Manuel Santos al Congreso, aumentó un 76% el ataque a la infraestructura entre 2010 y 2011; 'así mismo en lo corrido de este año se han presentado ocho hechos más que en el mismo periodo del año anterior, que afectaron principalmente los oleoductos, con 49 casos y las vías con 21 atentados'.

José Manuel Restrepo, rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), explicó estos hechos podrían disminuir notablemente la inversión extranjera. 'Las consecuencias que traen estos ataques a la producción minera y el carbón no pueden medirse exactamente, todo depende del deterioro de la confianza y la infraestructura. Esto le podría costar de 1 a 2 puntos del PIB, pero todavía no estamos en ese escenario, hay que impedir que lleguemos'.

El ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, afirmó que se han incrementado estas acciones terroristas, porque con el cambio en la distribución de las regalías estos grupos al margen de la ley ya no tienen los recursos que antes obtenían de las entidades territoriales, a través de varios mecanismos de presión.

Por su parte, el rector de UniCiencia, Diego Otero, dijo que los ataques a la infraestructura minera pueden afectar la economía, 'en el caso del petróleo, no es que se acabe, pero sí deja de producirse'.

Germán Corredor, director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, agregó que 'el gobierno ha hecho cosas para garantizar la seguridad como la creación de batallones minero-energéticos, pero ha sido imposible cubrir todas las zonas'.

Producción de crudo aumentó 0,34%
El Ministerio de Minas y Energía reveló que durante el mes de julio la producción promedio de crudo tuvo un leve incremento del 0,34%. Según el Ministerio se pasó de un promedio diario de 926.000 barriles en julio del año pasado a una producción de crudo al día de 929.201 barriles. Además, la comercialización de gas natural cayó 1,8%, al llegar a los 1.039 millones de pies cúbicos por día (mpcd) frente a los 1.059 mpcd que registró en julio de 2011. 'Es necesario recordar que las actividades nuevas de exploración y explotación están sujetas a los trámites de otorgamiento de licencias ambientales que si bien están siendo adelantados, han implicado un represamiento sobre los cuales la autoridad competente esta trabajando en aras de no afectar el normal desarrollo de las actividades petroleras'.

Las opiniones

Germán Corredor
Director del Observatorio de Energía del CID de la Universidad Nacional

“En el caso de los oleoductos por ejemplo, estos ataques interrumpen porque se deja de producir, pero el hecho está en que más que perder materia prima se demora la producción”.

Carlos González Tabares
Director de investigaciones de bolsa y renta

“Los ataques afectan la normal operación del negocio, lo que genera un impacto económico, que ahora no es muy grave, pero se está convirtiendo en una alarma para monitorear”.

TEMAS


PIB