El enfrentamiento por los medicamentos controlados

Laboratorios y empresas distribuidoras expresan que el tiempo de espera es muy extenso.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Desde 1939 el Fondo Nacional de Estupefacientes (FNE) ha sido la entidad designada por el Gobierno Nacional para el control y manejo de todos los medicamentos de control especial que entran y se comercializan en Colombia.

Estos son aquellos que pueden tener efectos de dependencia psíquica o física en las personas, o que tienen algún grado de peligrosidad, como las medicinas usadas para algunas enfermedades psiquiátricas. En Colombia hacen parte de la lista de medicamentos de control especial 35 tipos de sustancias, entre las que se encuentran la oxicodona, el lorazepam y el fentanilo.

El FNE se encarga de la asignación de cupos de la materia prima a cada uno de los laboratorios y empresas que abastecen entidades de salud ubicadas en diferentes zonas del país, proceso que durante los últimos meses ha causado un enfrentamiento entre las farmacéuticas y los distribuidores por un lado, y el Fondo de Estupefacientes.

Esto, porque el tiempo que tarda dicho procedimiento se puede extender hasta un año, dependiendo de los distribuidores que tenga cada empresa para adquirir los productos farmacéuticos.

Aunque el tiempo estándar del proceso es de aproximadamente nueve meses, LR conoció que los laboratorios coinciden en que este periodo de tiempo es muy extenso y en ocasiones les ha impedido abastecer a entidades o regiones. Incluso, varios se quejan del manejo que se le está dando al FNE, pues señalan que en algunas ocasiones no se aprueba la cantidad suficiente de medicamento para abastecer la demanda de los pacientes.

Un caso como este salió a la luz pública el lunes pasado, cuando la Procuraduría General de la Nación le solicitó a un laboratorio de medicamentos que tomara “las medidas necesarias de manera inmediata para que se produjera el abastecimiento de unos medicamentos a una droguería ubicada en Leticia, Amazonas”.

Lo anterior, teniendo en cuenta que previamente la entidad había recibido innumerables quejas de pacientes, en su mayoría psiquiátricos, a los que no se les había entregado un medicamento por desabastecimiento del mismo en esa región.

“Esta situación es sumamente grave porque se trata de medicamentos psiquiátricos y la falta de los mismos pone en riesgo la salud de los pacientes que dependen de ellos”, manifestó la entidad en el comunicado remitido al laboratorio, que en respuesta a la Procuraduría argumentó que la falta de la materia prima se debía a la demora en la entrega de permisos por parte del FNE.

Al respecto, la dirección del FNE, en cabeza de Andrés López Velasco, manifestó que el periodo que tarda este procedimiento es el mismo que se ha manejado durante más de cinco años y descartó la posibilidad de reducirlo.

“De los nueve meses que tarda aproximadamente el procedimiento, nosotros en el Fondo solo tenemos bajo nuestra responsabilidad los primeros tres de ellos, en los cuales nos encargamos del estudio de cada una de las solicitudes de las empresas, mientras que el tiempo restante le corresponde a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se encarga de analizar y confrontar las solicitudes de 185 países”.

Pese a las quejas por parte de algunos laboratorios nacionales que han sufrido de un desabastecimiento de medicamentos, el funcionario recalcó que “en Colombia se tiene uno de los mejores tiempos de asignación de cupos de todo el mundo”.

Gustavo Morales Cobo, presidente de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro), manifestó que “los tres meses que el procedimiento está bajo supervisión del FNE podrían reducirse”.

Sin embargo, agregó que esta reducción debe hacerse con cuidado, pues “la única forma de evitar que en Colombia ocurran crisis como la que vive Estados Unidos con algunos medicamentos es con la aplicación de medidas de control previo; como en efecto sucede actualmente en el país. Lo importante aquí es no sacrificar ningún tipo de control”.

Sobre las acusaciones, el director del Fondo Nacional de Estupefacientes señaló que “me preocupa que se haga una interpretación que es un prejuicio para la industria cuando el periodo de tiempo es una de las medidas más positivas que tiene actualmente el manejo y control de los medicamentos que entran y se comercializan en el país”.

Adicionalmente, sobre la asignación de cupos a laboratorios y empresas droguistas a nivel nacional, López Velasco afirmó que durante los últimos años “hemos sido muy precavidos con la ampliación de los mismos, pues hay medicamentos que cada vez son menos requeridos en el país”.

TEMAS


Industria - Comercio - Salud - Medicamentos