Espinaca, apio y rúgula ya tienen ingreso al mercado estadounidense

Margarita Matías

Luego de dos años de gestión de parte del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, ante el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal, Aphis, su homólogo en Estados unidos, finalmente el país consiguió el ingreso de rúgula, espinaca y apio al mercado norteamericano.

Con este visto bueno, a partir del viernes pasado los productores de estas tres hortalizas podrán entrar a este nicho compuesto por más de 300 millones de consumidores.

Vale la pena tener en cuenta que gracias a la entrada en vigencia del tratado de libre comercio con Estados Unidos, estos alimentos no tendrán que pagar aranceles, hecho que favorece el fortalecimiento del sector, que según expertos, es uno de los que tiene las mayores ventajas con el acuerdo, entre otras razones, porque hay una creciente demanda en el país del norte y porque Colombia está en capacidad de producir las cantidades requeridas y con buena calidad.

Para la subgerente de Regulación Sanitaria y Fitosanitaria del ICA, María Cristina Torres, 'este es el momento para que los productores nacionales de apio, rúgula y espinaca aprovechen también la desgravación de 0%, con el fin de focalizar mayores esfuerzos y explotar este mercado', explicó la funcionaria.

Torres agregó que para sacar ventaja de esta oportunidad es clave que los empresarios se esfuercen en la utilización de mejores prácticas agrícolas y de manejo de plagas 'para garantizar el cumplimiento de los requisitos sanitarios exigidos y que el Instituto pueda certificar su condición como libre de las plagas indicadas por Aphis', dijo la directiva.

Reglamentación está sujeta a normas fitosanitarias
Según el ICA, los productores interesados en exportar deben cumplir requerimientos como: las hortalizas deben ser importadas con un fin comercial, cada lote debe estar acompañado por un certificado fitosanitario del Instituto. Para el caso del apio y la espinaca este debe incluir una declaración adicional que indique que cada envío ha sido inspeccionado y está libre de plagas, y cada envío será objeto de inspección a la llegada al puerto de entrada en los Estados Unidos.

TEMAS


Comercio - TLC