Estados Unidos impulsó el envío de remesas a Latinoamérica y el Caribe al cierre de 2011

María Gladys Escobar - mescobar@larepublica.com.co

Los envíos de remesas a Latinoamérica y el Caribe se incrementaron durante el año pasado en 6%, tasa que retoma la tendencia alcista en que venían estos envíos antes que iniciara la crisis económica global, según reveló el informe del Fondo Multilateral de Inversiones, el cual es miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante 2011 los países de América Latina y el Caribe recibieron remesas por US$ 61.013 millones, cuando en 2010 el monto fue de US$57.600 millones. Entre los países receptores con un mayor número de remesas se encuentran: México con US$22.731 millones, le sigue Guatemala US$4.377 millones y Colombia con US$4.168 millones.

Las remesas tuvieron un repunte debido a la recuperación del empleo de los migrantes latinoamericanos en Estados Unidos, ya que las tasas han ido subiendo a partir del segundo semestre de 2009. En lo que respecta a 2011 el desempleo mostró tasas negativas del -7,4% en promedio.

Teniendo en cuenta este comportamiento se espera que este año las remesas sigan incrementándose ya que las perspectivas laborales para los migrantes en Estados Unidos parecen favorables.

El mayor beneficiado con la estabilización del empleo para los migrantes a Estados Unidos fue México, debido a que de este país proviene prácticamente la totalidad de los recursos que recibe por este concepto. El ingreso por remesas de México registró un crecimiento de 6,9% en 2011 comparado con 2010.

En el caso de Colombia la dinámica es positiva especialmente en dólares, ya que el volumen teniendo en cuenta esta moneda subió 3,6%, pero si se compara en pesos el monto es menos significativo y solo subió 0,9%.

La razón del pobre desempeño en pesos se debe al fenómeno de devolución del dólar que se viene pronunciado desde hace varios años.

Frente a este comportamiento de las remesas, Luis Fernando Ramírez, decano de Economía de la Universidad de la Salle, dijo que ante todo este repunte de las remesas colombianas tiene impacto en el Eje Cafetero y Antioquia. La razón es que en estos lugares se concentra el mayor número de familiares de migrantes a países como Estados Unidos y España. Se espera que dichos hogares mejoren su poder adquisitivo, lo que impulsará el consumo, aunque no se prevé un gran impacto para la economía en general debido a que, en general las remesas no se ahorran ni si invierten.

Ramírez explicó que las remesas podrían impulsar el desarrollo económico del país si se lograra, como ya se ha propuesto, que estos recursos se canalizaran para la compra de vivienda.

Se recuperó terreno que se perdió durante la crisis
El desempeño alcanzado durante 2001 contrasta con los resultados del último trimestre del 2008, debido al aumento en el desempleo en los países tradicionales de envío como Estados Unidos, España y Japón, y la consecuente reducción del ingreso de los migrantes latinoamericanos. En dicho año, se dio una caída sin precedente del volumen de remesas enviado a la región. A partir de 2010 se observó una estabilización de estos flujos y una tendencia hacia el crecimiento. En el 2011 el incremento en el volumen de remesas se reflejó tanto en el monto promedio como en el número de veces al año que los migrantes enviaron dinero.

TEMAS


Estados unidos - Latinoamérica