“Estas elecciones cambiarán la realidad de quienes vivieron el conflicto”: MinInterior

Guillermo Rivera, Ministro del Interior. Colprensa.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, hizo un llamado a romper el abstencionismo y a no creer en las noticias falsas que circulan por las redes sociales.

Colprensa

Tras haber superado el torbellino de críticas que recibió en el cierre de las sesiones ordinarias del Congreso de la República en diciembre pasado, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, destinó su actividad diaria a que las elecciones legislativas y las dos consultas interpartidistas estén rodeadas de todas las garantías electorales y de seguridad.

Por esta razón, Rivera asegura que por primera vez el país podrá ir a todos los puntos de votación a sufragar el domingo, sin que de por medio esté el fantasma del terror y del miedo a votar. Sostiene que más allá de las treguas de los grupos armados ilegales para esta jornada, el Gobierno y la fuerza pública dispuso de un contundente plan de seguridad.

Pero si bien el Gobierno está tranquilo en que hay las condiciones para votar, la preocupación del ministro de los asuntos políticos es que los ánimos de los candidatos presidenciales se han subido, lo mismo que la forma en que algunos sectores quieren imponer sus puntos de vista.

Rivera hace un llamado a los colombianos a romper el abstencionismo, pero a la vez a que no se dejen llevar por la primera impresión de los mensajes y noticias que encuentran en las redes sociales sobre los candidatos y la política.

¿Está listo el país para las elecciones del domingo?

He recorrido buena parte de la geografía nacional y el reporte que me han dado las autoridades es que hay condiciones de normalidad para el debate electoral del domingo.

 ¿Cuál es la importancia de estas elecciones sin las Farc en armas?

Son históricas por eso, porque serán las primeras en que las Farc no existen en armas. Solamente calcule cuántos colombianos no acudían a las urnas por el temor de que esa organización armada actuara contra ellos, calcule los colombianos que no votaron porque el puesto de votación en la zona rural debió ser traslado a la cabecera municipal y por la distancia les era imposible acudir a las urnas. Estas elecciones van a cambiar radicalmente la realidad de quienes vivieron en el conflicto armado y ojalá se animen a votar.

 ¿Hay reportes de cambio de mesas de votación de los puntos asignados como tradicionalmente ocurre?

Uno de los aspectos a destacar en este debate electoral es que las autoridades electorales no han reportado un solo traslado de puesto de votación de la zona rural hasta las cabeceras municipales, un asunto que en el pasado era parte del paisaje. En esta ocasión, por cuenta de que las Farc ya no son una organización armada, los puestos de votación van a funcionar en donde previamente fueron establecidos.

¿Preocupa la presión de otros grupos armados ilegales, pese a que han dicho que no interferirán en las elecciones?

El Gobierno puso en marcha desde hace meses el ‘Plan democracia’, con el cual se están cubriendo con miembros de la fuerza pública todos los puestos de votación y esto se ha previsto con independencia de las declaraciones que pudieran hacer miembros de organizaciones armadas ilegales. Es una obligación del Gobierno garantizarles a los ciudadanos que puedan ir a las urnas y por esa razón hay un plan en marcha y la fuerza pública tiene cubierta la totalidad de los puestos de votación, para que quien quiera ir a las urnas lo haga en total tranquilidad.

¿Algunas zonas en especial en donde se tengan prendidas las alarmas?

En general en todas las zonas del país se han previsto unos operativos con la fuerza pública que nos den tranquilidad. Me atrevo a decir que no hay una zona que pudiéramos destacar como de especial preocupación, en todo el territorio se han dado condiciones de normalidad.

 ¿Le preocupó el nivel de polarización de la campaña, los actos de agresiones a varios candidatos?

Claro que nos ha preocupado. El Gobierno ha dispuesto, por orden del presidente Juan Manuel Santos, que se incrementen el número de hombres que protegen a los candidatos presidenciales y creemos que tanto ellos como la Policía Nacional han actuado de manera diligente y jamás han permitido que se ponga en riesgo ni la integridad ni la vida de esos candidatos presidenciales.

Insistimos en que los partidos políticos, todos, y que los candidatos, sin excepción, rechacen los saboteos y las agresiones de las que han sido objeto algunos candidatos. Si bien la gente tiene el derecho a expresar lo que piensa, también los ciudadanos tienen derecho a oír a los candidatos en la plaza pública y los candidatos a presentar sus propuestas. Los actos de agresión contra los aspirantes y el saboteo contra sus actos públicos merecen la condena de los colombianos y los partidos.

¿Cómo bajar ese tono cuando aún quedan tres meses de campaña?

El Gobierno ha venido haciendo un llamado a la tolerancia, pero es fundamental que los candidatos presidenciales y los más destacados dirigentes hagan lo mismo, porque no puede ser que un candidato termine siendo abucheado o con un intento de agresión y los demás guarden silencio. Hay que rechazar con el mismo énfasis lo que ocurrió en Popayán con el senador Uribe, como lo que pasó en Cúcuta con el candidato Gustavo Petro y lo que sucedió contra Rodrigo Londoño en Armenia. Todos esos actos de saboteo que impiden el buen desarrollo de la campaña se deben rechazar.

¿Comparte la idea de que la campaña se movió entre el miedo de convertirnos en la nueva Venezuela y el castrochavismo?

Las redes sociales proponen más emociones que razones. Desde el Gobierno nacional siempre hemos invitado a que el ciudadano se informe, a que tenga un sentido crítico frente a la información que circula en las redes, frente a lo que circula en las cadenas de Whatsapp. Las decisiones que se van a tomar el domingo y el 26 de mayo son muy importantes y entre mayor información se tenga es mejor.

 ¿Pero sí influirán las redes sociales en decidir el voto en esta oportunidad?

No somos ajenos a eso, claramente la información de las redes va a tener una influencia en las decisiones de los colombianos, pero lo importante es hacer la pedagogía en el sentido que los ciudadanos verifiquen sobre si la información es real o no, porque no puede ocurrir que terminen tomando decisiones sobre información que no es veraz. Está en juego el futuro de nuestras instituciones, el futuro de la democracia.

 ¿Cuál balance tiene sobre las denuncias de presuntos delitos electorales o presión por compra de votos?

Ya nos acercamos a 500 denuncias recibidas a través de la Unidad de Recepción Inmediata para la Transparencia Electoral, URIEL. Las hemos entregado a los organismos competentes que ya están adelantando las investigaciones, toca esperar el resultado de las mismas. Lo más importante es que los ciudadanos cada vez denuncian más y eso habla bien de nuestra democracia porque los ciudadanos son vigilantes.

¿Pero no preocupa que van 500 denuncias y no se decide ninguna de ellas?

Las investigaciones se tienen que desarrollar con el debido proceso y eso debe cumplir unos tiempos y así hay que entenderlo.

TEMAS


Ministerio del Interior - Elecciones 2018 - Congreso - Senado - Cámara de Representantes - Colombia