La calificadora Fitch Ratings mantiene a EPM en observación negativa

Las calificaciones de ‘AAA(col)’ de emisor a largo plazo y de las emisiones locales de Empresas Públicas de Medellín E.S.P. (EPM) continúan en esta categoría.

Francisco Rincón - frincon@larepublica.com.co

Las complicaciones técnicas asociadas al proyecto hidroeléctrico
Ituango (Hidroituango) motivaron la permanencia de la compañía en este tipo de calificación.

En un comunicado, la calificadora señaló que “estos problemas impactarán de forma material la capacidad de la compañía de alcanzar las metas de desapalancamiento de mediano plazo”.

De acuerdo al documento, la agencia estima que los retrasos en la
construcción del proyecto resultarán en una contracción del Ebitda de 21% para 2019. Lo anterior dado que la calificadora asumía que Hidroituango
representaría aproximadamente 33% de la generación total de la compañía en 2019 y 47% de la generación total, en la medida en que comenzara la operación gradual de la segunda fase del proyecto, en 2020.

“La Observación Negativa recoge la incertidumbre con respecto a la gravedad del problema de ingeniería, el cual podría retrasar la finalización del proyecto más allá del 2020 y obligaría a la empresa a comprar energía e incluso utilizar su capacidad de generación térmica para honrar contratos de ventas de energía durante los años 2020 y 2021”.

Factores clave de la calificación

La junta directiva de la compañía aprobó el pasado  29 de Mayo la venta de activos hasta por $3 billones buscando fortalecer su posición de liquidez para afrontar cualquier inyección de capital necesaria para el proyecto.

“En este momento se desconoce el tiempo que pueda tardar o el monto que EPM pueda obtener de esta operación de venta por lo que su impacto no se consideró en las calificaciones de la empresa. El presupuesto de inversiones de capital inicial de EPM para 2018 ascendía a $5,2 billones, del cual
Ituango representaba $1,47 billones (28%). A marzo de 2018, el progreso en la construcción del proyecto era de 83.5% con una inversión estimada de US$2,800 millones de un presupuesto de inversión total de US$3,800
millones”.

En cuanto a la ejecución del proyecto, el reporte de calificación señaló que a marzo de este año 83.5% de la obra estaba construída. Esto representa US$3.300 millones de un presupuesto total de US$4.300 millones.

Del monto total de inversión, US$1.500 millones se obtuvieron con una mezcla de deuda local e internacional mientras que  $US1.000 millones necesarios para terminar el proyecto se financiarán con líneas de crédito comprometidas con la banca multilateral.

“El financiamiento que EPM ha utilizado para el proyecto Ituango
representa aproximadamente 22% de la deuda financiera total de la compañía de US$6.000 millones a marzo de 2018 y exhibe una duración promedio de 7,7 años, acorde con la naturaleza de los flujos esperados a largo plazo
derivados del desempeño del proyecto”.

Implicaciones sobre la estructura de capital

El reporte señala que el perfil crediticio de EPM es similar al de sus pares nacionales, Isagen S.A. E.S.P [AAA(col)/Estable] y Emgesa S.A.
E.S.P [AAA(col)/Estable].

“La diversificación geográfica y de líneas de negocio de la compañía, donde
aproximadamente 66% de sus ingresos provienen de negocios regulados y estables tales como distribución y transmisión de energía, acueducto, distribución y comercialización de gas, contribuye a tener flujos de caja sólidos y predecibles, que compensan parcialmente la volatilidad del negocio de generación de energía, especialmente en años de baja hidrología”.

Lo anterior, sumado a  los deslizamientos durante la última semana de abril que bloquearon el túnel de desviación, llevaron a Fitch a considerar como débil la estructura de capital proyectada de EPM en comparación con la de sus pares en el rango de calificación AAA(col).

“Se espera que los posibles retrasos en el proyecto mantengan las
métricas de apalancamiento por encima de las 3,5x en 2019 y 2020. Estos cálculos no incorporan la cobertura de pólizas de seguros para la infraestructura o daños en los equipos ni la materialización de contingencias relacionadas al evento, pero incluyen un pago por lucro cesante de $525.000 millones en 2020. Si este pago se excluye de las proyecciones, la empresa requeriría endeudamiento adicional para mantener un balance de caja mínimo de aproximadamente $1 billón de acuerdo a estimaciones de la gerencia. Este ajuste podría deteriorar marginalmente las métricas de apalancamiento de 2020 hasta 3,7x el Ebitda desde las 3,6x proyectadas actualmente”.

Entretanto, Fitch no anticipó impactos materiales sobre la liquidez y los flujos de caja operativos de EPM en el corto plazo por los retrasos en la construcción de Hidroituango.

“Aproximadamente 66% del Ebitda de la compañía continuará siendo de negocios regulados con un desempeño estable de flujo de caja que van a generar alrededor de US$1.000 millones de Ebitda del total de US$1.700 millones esperado durante 2018. Al cierre de marzo de 2018, EPM mantenía US$391 millones en caja y espera utilizar US$600 millones del total de líneas de crédito disponibles de US$1.300 millones durante el segundo semestre de 2018”.

Cabe resaltar que al cierre de marzo 31, la compañía generó aproximadamente US$1.600 millones de Ebitda lo que resultó en métricas de apalancamiento bruto y neto de 3,75x y 3,51x, respectivamente.

Previsiones

Entre los desarrollos futuros que de forma individual o colectiva podrían derivar en una acción de calificación positiva Fitch resaltó:

-“Una acción positiva de calificación no se considera posible en el corto y mediano plazo debido a sus métricas crediticias, su fuerte plan de inversiones y su estrategia agresiva de crecimiento”.

Entretanto, entre las acciones que  motivarían una calificación
negativa figuran:

-“La materialización de sobrecostos y contingencias que debiliten la liquidez de la compañía.
-Deterioros adicionales de las métricas de apalancamiento de la compañía que no permitan su desapalancamiento por debajo de las 4x.
-El desarrollo de una estrategia mayor y agresiva de adquisiciones que incremente de forma sostenida las métricas de apalancamiento por encima de las 4x.
-Intervenciones mayores de su accionista principal, el municipio de Medellín, que afecten negativamente el flujo de caja”.

 

 

TEMAS


EPM - Hidroituango - Fitch - Calificación deuda de largo plazo - Riesgo crediticio