Frontera agrícola excluirá 3 millones de hectáreas en uso

Colprensa

Quedarán habilitadas 36,68 millones de hectáreas.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Un avance muy importante en la planificación del campo colombiano se hará con la delimitación de la frontera agrícola, que está contenida en la Ley Zidres, y que señala cuál es la extensión del país que tiene vocación para las actividades agropecuarias.

La tarea de esta delimitación quedó en manos de la Unidad de Planificación Rural y Agropecuaria (Upra), entidad que puso 36,68 millones de hectáreas dentro de ese límite, aunque hoy, esas tareas son desarrolladas en 39,68 millones de hectáreas.

Esto quiere decir que hay tres millones de hectáreas de parques nacionales, páramos, o de reserva forestal en las que se estarían desarrollando este tipo de actividades, de acuerdo con el director de la Upra, Felipe Fonseca; y, siendo así, Fonseca explicó que se deberán revisar los procesos de reconversión por parte de las autoridades ambientales.

La frontera agrícola del país busca, justamente, limitar el suelo rural “que separa las áreas donde las actividades están permitidas, de las áreas protegidas, las de importancia ecológica y las otras que queden excluidas”, según Fonseca. Para hallar este territorio, que corresponde a 32% de la extensión del país, se tuvieron en cuenta los espacios que tienen restricciones legales por ser páramos, parques nacionales, reservas, para garantizar la preservación ecológica y evitar la expansión agropecuaria en zonas prohibidas.

En este momento, la actividad que concentra la mayor extensión de tierra en el país es el pastoreo, para el cual hay dedicados 31,15 millones de hectáreas, lo que representa 27% de la extensión territorial nacional; mientras que apenas 5,07 millones de hectáreas están siendo usadas para cultivos. Los cuerpos de agua y la agricultura familiar (1,7 millones y 1,2 millones de hectáreas, respectivamente) son los que siguen en la lista.

Alejandra Ospitia, directora de la Federación Nacional de Industriales de la Madera (Fedemaderas), destacó la iniciativa, , y agregó que “en el país hay terrenos subutilizados y sobreutilizados. Esos suelos tienen una carga de erosión y un daño, no es necesario tumbar un solo centímetro de bosque para tener más actividad porque hay suelos con baja productividad y la frontera evita que se sigan dando deforestaciones”, dijo.

Las Zidres van dentro de la frontera

De acuerdo con el director de la Upra, “esta frontera la desarrollamos en alusión a una tarea de la Ley de Zidres, para definir el uso de suelos en los que se permite la agricultura, para armonizar el suelo con ambiente, con minas y todas las dificultades del territorio”. Esto quiere decir que las 7,2 millones de hectáreas que el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) dispuso en el documento 3917, cumplen con los requisitos de ser zonas con limitaciones productivas y además, cumplen con los parámetros de la frontera que quedará establecida.

TEMAS


Agro - Ministerio de Agricultura