Gobierno confirmó que la Cumbre de las Américas le costó al país $62.000 millones

Colprensa

En el marco de la Cumbre de Ministros de Defensa y funcionarios de la Unasur, celebrada en Cartagena, la canciller María Ángela Holguín presentó en detalle los costos que le generó a la Nación la pasada Cumbre de las Américas, que se llevó a cabo la segunda semana de abril en esa misma ciudad.

Haciendo frente a las críticas de quienes especulaban que los gastos ascendían a los 90 millones de dólares, la Ministra de Relaciones Exteriores confirmó que la cifra aproximada fue de 62.000 millones de pesos, unos 34 millones de dólares.

Holguín aclaró que el gobierno del expresidente Álvaro Uribe, tenía presupuestado que los gastos de este evento fueran 50.729.935.848 millones de pesos, el cual fue revisado y ajustado, por lo que habría 12.000 millones más por encima de lo proyectado, los cuales se justifican con el foro social en el que participaron comunidades indígenas, sindicatos y grupos juveniles, y el encuentro de 500 empresarios, que no se tenían incluidos en ese presupuesto.

Según la Ministra, el evento realizado en Cartagena representó a “casi cuatro” cumbres, una presidencial, y otras de acciones sociales, empresarial y de prensa, este último porque se atendieron a más de 1500 periodistas de todo el mundo.

El rubro de comunicación y prensa, es uno de los más significativos, tuvo un gasto aproximado de 13.000 millones de pesos, casi el 20% del total de la Cumbre.  
 
“Se hizo un gran esfuerzo para que los medios de comunicación tuvieran el mejor servicio y mejores posibilidades de transmitir”, indicó la jefe de esa cartera. 
 
La explicación de gastos se basó por items que correspondieron a alojamiento, seguridad, salud, transporte, acreditación, traductores, muebles y lugares alquilados, viáticos, entre otros.
 
Uno de los principales gastos comprenden el alojamiento de “jefes de estado y familia, ministros de relaciones exteriores y de 12 representantes de grupo de trabajo conjunto de la Cumbre”, afirmó Holguín.
 
Asimismo dijo que las actividades culturales brindadas a los asistentes representan uno de los aciertos del evento, en ellas se incluyen también los grupos musicales invitados.
 
“Las actividades culturales y sociales era donde el país tenía la oportunidad de mostrar lo que es en cultura y proporción”, aseveró la Canciller.
 
Para la Ministra una de las cosas más importantes que deja la Cumbre es “demostrar que los gobiernos pueden y deben oír a la sociedad civil de una manera más amplia”.
 
Fuera de las críticas negativas que tuvo esta reunión porque no se logró una declaración política y por el escándalo sexual desatado por los agentes de seguridad del presidente Obama, la Ministra de Relaciones Exteriores asegura que “por fin se hablaron de los temas que realmente dividen y preocupan, fue un diálogo muy abierto, muy franco y muy positivo para todos los países”.
 
Además señaló que “lo que logró la Cumbre de las Américas en cuanto a lo que la gente del exterior oye de nuestro país, es un cambio de 180 grados entre lo negativo que es lo normal, que yo creo que está empezando a cambiar y lo que fue en positivo”.
 
Lo anterior se traduce a que los medios internacionales disminuyeron drásticamente la información negativa de Colombia. 
 
“Las noticias sobre conflicto disminuyeron, ¿cuánto le hubiera costado al país lograr eso? que la prensa internacional cambiara el switch y no mostrara a este país solo con cosas negativas”, señaló Holguín.
 
Asimismo, según declaraciones de la Canciller, Colombia logró aumentar en un 86% las relaciones internacionales, lo que quiere decir que “el país ganó una imagen favorable ante el mundo”.
 
Por último, según cifras de Cotelco, este evento político le dejó a la ciudad de Cartagena unos ingresos turísticos aproximados de 10.000 millones de pesos. 
 
Finalmente, Holguín concluyó que “reducir a que la Cumbre fueron costos es una equivocación, yo creo que la cumbre es una grandísima inversión que hizo este país”.